El Alfa y el Omega en Lerdo

Una tarde accidentada de toros se vivió este domingo en Lerdo, donde resultó triunfador el novillero lagunero Jesús Sotomayor. Rodolgo Rodríguez "El Pana", se llevó sufrió una embestida que lo mandó al hospital.

Jesús Sotomayor se llevó gran ovación.
Jesús Sotomayor se llevó gran ovación. (Miguel Ángel González Jiménez)

Lerdo, Durango

Una tarde accidentada de toros se vivió este domingo en la Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo, donde resultó triunfador el novillero lagunero Jesús Sotomayor.

Mientras que el experimentado Matador, Rodolgo Rodríguez "El Pana", se llevó par de apéndices en su primer toro, mientras que el segundo, el dio una embestida que lo mandó al hospital, donde su estado de salud lo reportan como delicado.

Los aficionados taurinos pudieron estar presenciando el Alfa y el Omega, el despertar del novillero lagunero Jesús Sotomayor y el ocaso en la carrera del "Brujo de Apizaco", Rodolfo Rodríguez, quien a pesar de dar destellos de su torerismo, la edad ya le cobró factura, 64 años cumplidos.

Pues no contó con los reflejos necesarios para evitar la embestida de un toro corni-apretado, que de haber tenido los pitones abiertos, se estaría hablando ya de una tragedia.

La tragedia vino apenas iniciando la lidia del tercero de la tarde, Rodolfo Rodríguez, el astado "Pan Francés" de 480 kilos, al ir en pleno trote, "El Pana" le metió el capote, pero lo embistió a él.

Abrieron ante poco más de media plaza, los recortadores españoles, quienes le hicieron sus tradicionales piruetas y saltos a un ejemplar de 480 kilos de la ganadería de Suárez del Real.

Torería y estética, gran condición física mostraron los recortadores goyescos Diego Navarrete "Rafilla", el valenciano Raúl Sáenz, el mexicano Jorge de Jesús Gleason, hijo del reconocido matador mexicano "El Glison" y el dos veces campeón de España, José Juan Martínez.

Vino a iniciar la lidia Rodolfo Rodríguez "El Pana" con "Obrero" de 478 kilos, al cual le dio tandas de verónicas, con muleta un par por alto y tres derechazos a la vieja usanza que recordaron los mejores tempos de "El Pana".

El toro lo embistió, prendiéndolo del raje pro pierna izquierda, lanzándolo por lo aires y cayendo de manera aparatosa, que quedó sólo en conmoción.

Cinco minutos después salió para matar y hacerlo con una estocada delantera que hizo doblar al astado de inmediato, llevándose para de orejas, decisión protestada por el respetable.

Vino Jesús Sotomayor con un astado de nombre "Mi Socio" de 470 kilos, al cual le dio una faena derechista, intentó por naturales pero el toro no tenía recorrido, regresó pro derecha donde pudo sacar pases de gran manufactura que despertaron el "Olé" en el tendido, estocada muy caída que le valió una oreja, también con opiniones divididas del público.

La tragedia vino apenas iniciando la lidia del tercero de la tarde, Rodolfo Rodríguez, el astado "Pan Francés" de 480 kilos, al ir en pleno trote, "El Pana" le metió el capote, pero lo embistió a él, lanzándolo por los aires, dando un par de volteretas y cayendo muy aparatosamente, por lo que fue sacado de inmediato del ruedo y trasladado a un hospital de Gómez Palacio.

Entró entonces al quite el alternante Jesús Sotomayor, quien le dio buenos derechazos ante un recorrido lento del astado, que de a poco fue perdiendo fuerza, matándolo hasta el tercero descabello, para escuchar sólo palmas

Sotomayor se sacó la espina en el cuarto de la tarde llamado "Mi Chuy" de 500 kilos, al cual aprovechó bien por derecha, el astado acudía fiel al engaño, lo que el público retribuyó con palmas y "Olé's" desde el tendido, una estocada bien clocada, le dio para dos orejas y ser el triunfador de la tarde con tres apéndices.