Tarde de orejas en la Plaza de Toros "Alberto Balderas"

El matador de toros español, Pedro Gutiérrez "El Capea" y el novillero Jesús Sotomayor, brindaron un gran espectáculo ante un lleno monumental, en la corrida que se realizó en honor a Carlos Herrera Araluce.

La Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo vivió una tarde de espectacular en la corrida mixta en homenaje a Don Carlos Herrera.
La Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo vivió una tarde de espectacular en la corrida mixta en homenaje a Don Carlos Herrera. (Luis Salcedo Cassio)

Lerdo, Durango

El novillero Jesús Sotomayor y el matador de toros español, Pedro Gutiérrez "El Capea", se repartieron el triunfo en la corrida mixta en homenaje a Don Carlos Herrera, que se realizó la tarde de este domingo ante un lleno hasta la bandera, en la Plaza de Toros Alberto Balderas de Ciudad Lerdo.

Jesús Sotomayor entró a escena con "Dury" de 475 kilos, toro cárdeno que al trote cerca de las tablas, intentó brincar al callejón en par de ocasiones".

El festejo vino de menos a menos a más, los dos primeros astados no tuvieron facultades suficientes para defender su vida en el ruedo, los últimos dos desquitaron el boleto, "El Capea" y el "Güerito" Sotomayor despertaron el "Olé" en el tendido.

Previo al inicio del festejo, la empresa brindó unas palabras, se soltaron unas palomas blancas y se tuvo un minuto de aplausos en honor del empresario lagunero Carlos Herrera, quien fuera un gran impulsor del deporte y de la tauromaquia en la Región.

Abrió plaza el también novillero lagunero, Abraham Marín, quien actuó de invitado y haciéndolo de gran manera al cortar un apéndice a un toro de gran recorrido, al cual pinchó, pero mató al segundo intento en todo lo alto para llevarse palmas por parte del público y una oreja por parte de la autoridad, representada por José Luis Orozco.

Vino después el mano a mano entre el matador español, Pedro Gutiérrez "El Capea" y el novillero lagunero Jesús Sotomayor.

El ibérico lidió a "El Patrón", ejemplar de 480 kilos, vestido de azul y oro, "El Capea" inició con tanda de verónicas y con muleta pegado a las tablas, una faena derechista que con el paso del tiempo se desfiguró, pues el astado a medio recorrido de desentendía y se iba a de largo, por lo que al ir perdiendo fuerza, decidió matar, dando dos pinchazos, el tercer intento media estocada. Recurriendo al descabello, se escuchó un aviso. Silencio.

Jesús Sotomayor entró a escena con "Dury" de 475 kilos, toro cárdeno que al trote cerca de las tablas, intentó brincar al callejón en par de ocasiones, quedando sólo en intentos y para acelerar el corazón de la gente ubicada en esa área, prensa y empresarios.

El lagunero dio derechazos de muy buena manufactura, sin embargo el ejemplar fue perdiendo fuerza, al matar dio tremendo bajonazo, el cual sirvió para que doblara el astado quedando a merced del puntillero. Palmas.

Vino lo mejor de la tarde en los dos últimos toros, "El Capea" lidió a "La Laguna" de 485 kilos, al cual recibió con tres faroles de rodillas.

El astado dejó verse débil de remos delanteros, aún así continuó la faena con derechazos rematados con molinetes, un ejemplar con recorrido lento.

El español supo sacarle jugo al ejemplar, entendió bien las condiciones, cerrando con una buena estocada, otorgándole el juez de plaza una oreja, pero tras fuerte petición, le dio el par de apéndices.

Cerró plaza el lagunero Jesús Sotomayor con "Chilchota" de 482 kilos. Tanda de verónicas inició la faena, con la muleta toreó por derecha rematando con molinetes, con las zapatillas bien plantadas.

Sus derechazos fueron coreados desde el tendido, emotiva faena al son del mariachi que remató con una gran estocada en todo lo alto, que le valió dos orejas y salir en hombros de la plaza junto con "El Capea".