Pide Gran Bretaña reiniciar registro de marcas mundiales

Jonathan Edwards en salto triple y Paula Radcliffe en maratón son los británicos que en la actualidad poseen récords mundiales.

Paula Radcliffe con el principe Harry después de lograr el Maratón de Londres
Paula Radcliffe con el principe Harry después de lograr el Maratón de Londres (Reuters)

LONDRES, Inglaterra

Todos los récords mundiales en pista y campo deberían reiniciar su registro y suspensiones de por vida deberían ser impuestas a quienes incurrieron en faltas graves con el uso de sustancias prohibidas para limpiar el deporte en medio de su crisis mundial por el dopaje, afirmó el lunes el órgano rector del atletismo británico.

La federación de atletismo del Reino Unido (conocida como UK Athletics) publicó "Un Manifiesto para el Atletismo Limpio" que contiene 14 propuestas destinadas a reestablecer la credibilidad en un deporte maltratado por acusaciones de dopaje generalizado, encubrimiento y corrupción.

"La integridad del atletismo fue desafiada como nunca antes en 2015", dijo el presidente de la federación británica, Ed Warner. "Los atletas limpios y los aficionados al deporte en todo el mundo fueron defraudados. La confianza en el deporte está en su punto más bajo en décadas".

Una de las propuestas de la federación es "investigar las implicaciones de dibujar una línea debajo de todos los récords prexistentes... y comenzar con un nuevo registro de las marcas".

Jonathan Edwards en salto triple y Paula Radcliffe en maratón son los británicos que en la actualidad poseen récords mundiales.

"Nunca estuve de acuerdo con que las marcas sean borradas porque sé 100% que al menos uno de esos récords fue logrado de manera limpia y eso significa que otros más también", declaró Radcliffe al periódico The Guardian.

Radcliffe, quien impuso la marca para el maratón femenil con tiempo de 2 horas, 15 minutos y 25 segundos en el Maratón de Londres de 2003, fue exculpada el año pasado por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF, por sus siglas en inglés) de acusaciones de dopaje, tras informes de la prensa sobre pruebas sanguíneas sospechosas.

"Sin duda van a castigar a atletas inocentes y, ¿por qué van a hacerlo otra vez cuando ya tuvieron que competir en contra de tramposos durante su carrera?", afirmó Radcliffe.

UK Athletics también propuso suspensiones de por vida para los atletas británicos culpables de violaciones antidopaje graves, en lugar de la norma actual de suspenderlos cuatro años.

La Asociación Olímpica Británica tuvo en el pasado una suspensión de por vida para quienes incurrían en dopaje, pero la política fue desechada después de que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) encontrara que la regla no cumplía con su código.

"Mayor transparencia, sanciones más duras, suspensiones más largas — e incluso reiniciar el registro de marcas para una nueva época — deberíamos estar abiertos hacer lo que sea necesario para restaurar la credibilidad en el deporte", dijo Warner.

La federación británica también propuso:

— La creación de un registro público de que los atletas están bajo pruebas.

— Los patrocinadores deberían retirar su apoyo a los atletas atrapados en dopaje.

— Los miembros de las federaciones deberían ser responsables de las pérdidas económicas de los atletas de otras nacionalidades si el resultado de sus propios atletas ganadores de medallas es anulado posteriormente.

— Las suspensiones mínimas para quienes cometan dopaje deberían ser ampliadas a ocho años para asegurarse que los tramposos pierdan dos ciclos olímpicos y paralímpicos.

— El suministro o adquisición de sustancias para mejorar el rendimiento debería ser tipificado como delito.

La IAAF dijo que le daba la bienvenida a las propuestas de UK Athletics y agregó: "Esperamos examinar las recomendaciones en su totalidad en los próximos días".