Tres orejas, tres maneras distintas

Fabián Barba estuvo entregadísimo, con una gran actitud toda la tarde, tiene un gran valor, se jugó la vida literalmente

Juan José Padilla, torero
Juan José Padilla, torero (Daniela Magdaleno)

CIUDAD DE MÉXICO

Se dio la penúltima corrida de la Temporada Grande en la Plaza México, que duró casi cuatro horas en una tarde calurosa y ante una mala entrada. La corrida empezó casi a las cinco de la tarde, cuando salió el primer toro, se lidiaron ocho toros de la Soledad propiedad del gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur. Salió de todo, como en farmacia, unos malísimos e intoreables y unos que apenas se dejaron torear, además, fue una novillada gorda y sin cara. Sr. juez de plaza, ¡otro petardo a su favor!

Se cortaron tres orejas de distinto valor, de Padilla, Fabián Barba y José Mauricio

Juan José Padilla ha estado toda la tarde buscando agradar al público, ha banderilleado muy bien a sus dos toros, empezó muy bien hasta que el toro se vino abajo y se rajó, él lo intento todo, en el primero pinchó, se amorcilló el toro, le tocaron un aviso y silencio.

En su segundo lo toreó a placer con el capote, para empezar la faena, se puso de rodillas en los medios de la plaza y el toro le cogió de una manera espeluznante, afortunadamente no le pasó nada grave, solo un corte en el labio inferior. Se volvió a poner en los medios y le pegó cuatro derechazos que enloquecieron al público, fue una faena de entrega total, hizo de todo, y volvió a pinchar en el primer intento dejando después un estoconazo; cortó una oreja. Padilla te puede gustar o no, pero te convence su entrega y siempre da un espectáculo, no defrauda a nadie.

Fabián Barba estuvo entregadísimo, con una gran actitud toda la tarde, tiene un gran valor, se jugó la vida literalmente, realizó una faena muy inteligente y cortó una oreja bien ganada. Su segundo toro fue tan malo que lo lidió y lo mató.

José Mauricio estuvo entre altibajos, le tocó el mejor toro de la corrida, lo mató muy bien y le dieron una oreja. El segundo de su lote fue imposible, simplemente lo mató. José Mauricio hizo un quite por gaoneras que será el mejor quite de la temporada, ¡Ole, torero!

Esta tarde no fue la de Alfredo Gutiérrez, le tocaron los dos peores toros del encierro, ¡dos alimañas imposibles de torear! El primero de Alfredo fue el toro más malo de la temporada y cuando no puede ser, no puede ser además es ¡imposible!

Incidencias: mala entrada. Para salir el primer toro tardaron hasta casi las 5 de la tarde, el banderillero Cristian Sánchez logró el récord de salir 60 veces al tercio por banderillear perfecto. El domingo la última corrida de la temporada, Pablo Hermoso, El Cejas, Fermín Spínola y Fermín Rivera.