Momento clave

El mundial de la siguiente semana y los Panamericanos de julio serán dos eventos importantes para la taekwondoín en su aspiración de llegar a los Olímpicos de Río de Janeiro 2016

Paulina Armería en combate
Paulina Armería en combate (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

La taekwondoín Paulina Armería ha tenido un año de consolidación en la categoría de -57 kilos, luego de haberse adueñado de los dos boletos más importantes en este 2015: el del Campeonato Mundial en Cheliábinsk, Rusia, y el de Juegos Panamericanos en Toronto, Canadá.

Sin embargo, la deportista capitalina es consciente de que en ambos eventos que repartirán 120 y 40 puntos, respectivamente, debe tener un papel destacado; es decir, alcanzar el podio, para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Paulina ocupa actualmente el sitio 63 del ranking olímpico, por lo que necesita sumar unidades y tendrá hasta diciembre para conseguir lo necesario. Armería no tuvo un buen paso como juvenil, pero nunca se rindió y continuó preparándose para ser parte de la selección nacional, lo que ocurrió en 2013 al ser atleta invitada y participar en Abiertos internacionales, y ya en agosto del 2014 fue cuando dio el gran paso en el grupo mayor al apoderarse de la categoría de menos de 57 kilos.

El primer reto para conseguir una buena cantidad de puntos ya se acerca para Paulina debido a que el Campeonato Mundial se celebrará del 12 al 18 de mayo y ella siente que cada combate será difícil, aunque no imposible; mientras que los Panamericanos se realizarán del 10 al 26 de julio y la capitalina a su regreso de Rusia se enfocará en subir a lo más alto del podio en ese evento.

¿Cuál ha sido la clave para que de repente te adueñaras de la categoría y de los pases a Panamericanos y Mundial?

Parece que fue de un día para otro todo lo que he conseguido hasta ahora, a lo mejor no ha sido mucho, pero se lo atribuyo al trabajo que he tenido durante estos años y también el apoyo de mis entrenadores fue lo que me hizo dar estos pasos tan importantes. En marzo cumplí dos años en la selección nacional, llegué como invitada en el proceso del pasado Mundial en Puebla, pero en agosto del 2014 oficialmente gané mi lugar.

¿Cómo llegaste a la mayor sin haber tenido un paso destacado como juvenil?

Nunca tuve la oportunidad de competir con el equipo juvenil, pero se puede decir que llegué a la mayor en ese rango porque entré a los 17 años. Todavía en el Abierto de Estados Unidos de 2013 participé como juvenil, pero ya el año pasado comencé como adulto. Como juvenil solo participaba en los campeonatos nacionales y Olimpiadas Nacionales, pero ahora me ha ido mejor como adulto, continuaba con mis entrenamientos y algunos entrenadores al verme me llevaron de invitada para entrenar con la selección mayor y eso me hizo crecer mucho.

¿Crees que te alcance el tiempo para clasificar a Olímpicos por medio del ranking?

Todavía me falta subir bastante en los rankings, pero ahora tengo oportunidades muy buenas para sumar puntos y no las voy a desaprovechar. El Mundial es prácticamente la clave para subir más posiciones, ya que entre más avances más puntos te llevas y eso va a deinir muchas cosas; hoy todo puede pasar, es difícil, pero hay que intentarlo, voy a ir darlo todo, aunque si no llego a estar entre los seis primeros en el ranking olímpico al final del año habrá una última evaluación continental, donde podría clasificar.

¿Cuáles son tus expectativas para el Mundial y los Panamericanos?

El Mundial es un evento muy complicado, porque son varios países y hay muchas peleas, pero iré enfocada en lo que debo hacer en cada combate y quiero llegar lo más lejos que se pueda y qué mejor que con una medalla para el país. Mientras que en Panamericanos, al igual que todos los atletas quiero llegar a lo más alto del podio, pero no será fácil porque mi categoría está muy disputada. Sé que puedo tener un lugar destacado y voy a darlo todo, no me voy a quedar con nada.