Rugby para niños con Síndrome de Down, el camino al mundo laboral

La Fundación Pao Down desarrolla a través de un equipo de rugby a pequeños con discapacidad, quienes se forman para después laborar en una empresa de donas

Ciudad de México

"Yo nací con Síndrome de Down, pero no es una enfermedad ni es tener un problemita. Solo tengo una ayudita más que otros chicos", palabras de Martina Moreno, una pequeña española con Síndrome de Down que explica de tierna manera el cromosoma de más con el que estas personas vienen al mundo.

El video con las palabras de Edubije - como sus hermanos cariñosamente le dicen- puede observarse en el Facebook de la Fundación de Programas de Apoyo al Síndrome de Down, Pao Down A.C. y hoy cobra sentido con la celebración del Día Mundial de trisomía 21.

Esta organización, con sede en León, Guanajuato, busca el desarrollo personalizado de los niños que en ella ingresan con la esperanza de fortalecer sus cualidades y corregir aquellos temores que, a causa de su discapacidad, pudieran llegar a tener, para finalmente graduarse en el mundo laboral a través de la empresa Donas Down, donde se desenvuelven en el aspecto laboral como cualquier persona.

Una de las actividades más llamativas en Pao Down, además de los diferentes talleres artísticos o culturales, son el futbol, el taekwondo y el rugby, este último, uno de los preferidos por los niños y jóvenes de la fundación.

'Rugby Para Todos' es el concepto que, con el equipo Guerreros León Rugby como bandera, Pao Down logra que los niños pierdan el temor a ciertos aspectos de su vida, además de mejorar su coordinación motriz y fomentar valores como el respeto, la inclusión y la pasión.

"Desde que se inició el Rugby Para Todos, ellos han despertado y avanzado mucho en varias áreas de su vida, ellos se han metido e incluido en todo esto, el rugby nos ha hecho sentir bastante bien, nos ha hecho sentir como ellos, que somos iguales, respetando su discapacidad", dijo Yessica Cedillo, directora y fundadora de Pao Down a La Afición.

Por el momento, Los Guerreros León Rugby solo han realizado demostraciones, pero Yessica afirma que buscarán la integración de otros estados para poder realizar algún torneo en el futuro.

"Ahorita estamos en demostraciones, pero la idea es que se realicen torneos con otros estados para darle oportunidad a los chavos de otros lugares; nosotros no podemos quedarnos nada más quedarnos atendiendo a la población de León y Guanajuato. Tenemos comentarios de otros estados que están asombrados de sus capacidades", comentó.

"Nos ha hecho sentir como ellos, que somos IGUALES..."

Al ser un deporte de contacto, el rugby en niños con Síndrome de Down ha sido adaptado para que puedan realizarlo sin ningún peligro, ayudando además a superar algunas barreras que, con el tiempo, les permiten desenvolverse en su vida cotidiana.

"En vez de taclear ellos llevan un cinturón con una cinta, que en vez de aventarte, te quita este listón; ahora, a algunos chavos, por su condición, les entra temor, pero los dos entrenadores son muy buenos y tiene mucho tacto para los niños; ellos han sabido amoldar el deporte a las capacidades de ellos, además en sus expedientes nosotros tenemos lo que pueden y lo que no pueden hacer, entonces cuidamos mucho a los que son como más sensibles".

Armando González, director de desarrollo institucional en Pao Down, recordó que están buscando, "a través de la Federación Mexicana de Rugby, replicar este modelo, hasta ahora único en América Latina, para poderlo llevar a otros estados"; actualmente el equipo tiene alrededor de 30 niños.

DONAS DOWN, LA CONSAGRACIÓN

Cuando los niños con Síndrome de Down alcanzan la mayoría de edad y plena madurez, gracias a las terapias de la fundación, están listos para dar un paso significativo en sus vidas, ya sea en escuelas regulares donde estudien con niños comunes o en el ámbito laboral.

Donas Down fue un concepto lanzado en abril de 2015, y como su nombre lo dice, sus empleados son principalmente personas con Síndrome de Down, quienes después de 'graduarse' de Pao Down comienzan a ser autosuficientes y responsables como empleados de esta panadería.

"Alcanzaron a CUMPLIR sus sueños y metas..."

"Donas Down es una empresa como cualquier empresa, no es ni taller o una extensión de la fundación, esta es una empresa en donde la panadería es elaborada con personas con Síndrome de Down, y la idea es que todos los chiquitos que tenemos en Pao, cuando cumplan la mayoría de edad entrenen a trabajar en Donas Down, esa es el mayor éxito que hemos tenido", cuenta orgullosa Yessica Cedillo.

Además, Armando González agrega que todos los empleados muestran un compromiso envidiable, lo que reditúa en el éxito de la fábrica de donas, así como en su autosuficiencia económica. Incluso, hay un joven que ya tiene planes de boda.

"Cabe resaltar que son los más comprometidos, aquí no hay ausentismo, no hay llegué tarde ni me voy temprano, la verdad es que son los más comprometidos. Tenemos el caso de alguno que hasta novia tiene y está en planes de boda. Alcanzaron a cumplir sus sueños y metas", finalizó.