Osmar Mares visitó Cereso de Torreón

El defensa lateral del equipo América acudió al centro para cumplir con la promesa de regalar uniformes a los equipos conformados en el lugar.

En el trayecto, algunos de los internos solicitaron la foto y el autógrafo para el recuerdo de esa visita.
En el trayecto, algunos de los internos solicitaron la foto y el autógrafo para el recuerdo de esa visita. (Carlos Hernández Castrejón)

Torreón, Coahuila

Osmar Mares, defensa lateral del equipo América, visito este viernes al mediodía las instalaciones del Cereso de Torreón, para cumplir su promesa de regalar uniformes a los equipos de futbol que están conformados en el lugar.

En sus pasadas vacaciones a su tierra natal, el ex jugador de Santos Laguna que actualmente milita en las filas de las Águilas, acudió al centro penitenciario por invitación del promotor Juan Rodríguez Arellano así como Alina Garza, directora del Instituto Municipal del Deporte, para convivir con los internos.

Fue en esas fechas cuando se adquirió el compromiso de regresar y dotar de uniformes, lo cual quedó cumplido.

Al visitar al grupo femenil, en previo acuerdo se les dio la noticia que la próxima semana se les haría un evento de baile fittnes.

Mares dijo que tuvo oportunidad de enviar los uniformes con familiares o amigos, pero prefirió esperar a que tuviera el tiempo de poder hacerlo personalmente y así lo hizo, tan pronto como pudo visitar a su familia, aprovechó para ir al Cereso.

En el recorrido estuvo acompañado por el director del Centro de Readaptación Social y por Alina Garza, además de quien fue su profesor en categorías infantiles, Juan Rodríguez Arellano.

En el trayecto, algunos de los internos solicitaron la foto y el autógrafo para el recuerdo de esa visita, además un grupo de deportistas le obsequiaron un pastel como muestra de agradecimiento por su visita y los uniformes entregados.

Al visitar al grupo femenil, en previo acuerdo se les dio la noticia que la próxima semana se les haría un evento de baile fittnes para que también las mujeres del centro tengan alguna actividad física.

Osmar se despidió de todos agradeciendo las muestras de cariño y señalando que cada vez que pudiera se daría la vuelta para visitarlos y saludarlos.