Llegó la nueva generación

En el marco de la tercera jornada de los selectivos para conformar el equipo estadunidense de natación, Lilly King, de 19 años, logró su pase a Olímpicos

La joven obtuvo su calificación a Río en los 100 metros pecho
La joven obtuvo su calificación a Río en los 100 metros pecho (Reuters)

Enviadas, Omaha, Nebraska

Con solo tres competencias a nivel internacional Lilly King, de 19 años y 1.77 m de estatura, logró su primera selección olímpica con un tiempo de 1.05.20 en los 100 metros pecho. Una joven que en su palmarés solamente tiene una plata en Juegos Mundiales Universitarios ahora será parte del equipo de Estados Unidos, en el que las nuevas caras comienzan a desbancar a las estrellas.

King aseguró que el ir a entrenar a la Universidad de Indiana ha sido benéfico para su desarrollo con un trabajo más integral, con pesas y competencia al mismo nivel, más tiempo en el agua que antes, cuando solo podía nadar unos cuantos meses al año con carriles saturados.

 “Desde diciembre se ha visto el cambio, gané el 200 pecho y ahora estar en el equipo... Siento el 100 pecho como mi prueba preferida, pero espero que el 200 del viernes también tenga un buen final para mí”, comentó.

Sorprendidos porque varios favoritos como Missy Franklin, Matt Grevers y Jessica Hardy no han logrado un lugar en el equipo en pruebas que dominaban, hoy Michael Phelps regresa a la piscina como el primer lugar en la clasificación para la final de los 200 mariposa.

Phelps está a dos días de cumplir 31 años y aunque sigue siendo el nadador más famoso en la competencia, le da gusto ver la calidad de nuevos talentos. “Solo espero que den lo mejor de sí”, dijo el de Baltimore respecto a los jóvenes. “Que no dejen que los nervios los dominen y tengan buen descanso”. Para su final de hoy espera poder recuperar su tiempo y fuerza en el tramo final de las eliminatorias, que en ambos casos le han costado trabajo.

 Los dorsistas Ryan Murphy (52.26) y David Plummer (52.28) esperan poder cumplir con el 1-2 que ya es tradición en los Juegos para Estados Unidos.

“El tiempo ahora no es lo importante, sino lograr ser parte del equipo, aún hay lugar para mejorar tiempos”, comentó David, quien tiene dos hijos y el apoyo de su esposa como fundamentos para su carrera.

En la primera final de la tarde quedó integrado el relevo 4x200 libre varonil que buscará reafirmar el liderazgo de esta nación en la prueba. En contadas ocasiones EU ha sido despojado del oro en esta prueba olímpica, la última fue en Sídney 2000 por el equipo de Australia.

Townley Haas (19 años), quien debuta en el ámbito de los grandes eventos, obtuvo el primer lugar, Conor Dwyer (27), medallista de oro en Londres 2012 en esta misma prueba, Jack Conger (21), medallista de oro en los Juegos Mundiales Universitarios y Ryan Lochte (31, con 5 oros, 3 platas y 3 bronces en Juegos Olímpicos), le siguieron para totalizar las cuatro plazas para Río.

La primera gran sorpresa de la tarde fue la clasificación de Olivia Smoliga, quien con 21 años y 1.88 m de estatura ha logrado conquistar esta prueba con un tiempo de 59.02, seguida por Kathleen Baker (19) con 59.29. Las experimentadas Missy Franklin, con cinco medallas olímpicas y Natalie Coughlin, con 12, han quedado fuera de este evento. Sin embargo, Franklin clasificó para la final de 200m libre que se nadará este miércoles en espera de no repetir este mal resultado.