Dos orejas al payo sin relieve

El Payo dignamente se negó a ser sacado en hombros ante una autoridad ciega y perdida. Urdiales le plantó cara un bravo y exigente toro. Pizarro tendrá que plantearse otra vez esta tarde, que tipo de torero quiere ser tras de 22 años de alternativa.

Octavio 'El Payo' García, torero
Octavio 'El Payo' García, torero (EFE)

CIUDAD DE MÉXICO

7ª tarde de la Temporada Grande. Monumental Plaza de toros México. Apenas un tercio de entrada en relación al buen cartel que la empresa anunció. Espléndida tarde con sol y sin viento.

Ganado queretano de Barralva criado  por los hermanos Álvarez Bilbao. 1° muy bueno por lado izquierdo 2° regateó sus embestidas  3° con dificultades pero se entregó 4° soso sin casta 5° del encastre Atanasio, bravo y fiero que fue dominado 6º Se dejó meter mano.

Abrió plaza el veterano capitalino Federico Pizarro quien a pesar de haber sorteado un noble y obediente toro nunca pudo estructurarle una faena. Fue a más el toro y Pizarro a menos.  Apenas logró ligarle un par de tandas. Un toro que bien le hubiese ayudado a subir algún peldaño dentro del escalafón tras 20 años de vivir muy por debajo de los toreros que quieren y pueden. Tres cuartos de espada tendida que fueron suficientes. Saludó por su cuenta en el tercio. Con su segundo estuvo en el mismo tenor, toreando despegado y sin sitio. Pegó infinidad de muletazos sin ton ni son. Mató de dos pinchazos y tres cuartos  tendidos  una estocada contraria. Será difícil volverlo a ver en esta plaza con toros que prometan algún triunfo. Se fue con un cartel más devaluado del que trajo.

El riojano Diego Urdiales se vio con oficio en sus dos toros. Logró arrancarle algunos buenos muletazos. En su primero el toro se sintió dominado y se frenó. Urdiales pinchó varias veces antes de deshacerse de su morito. Se retiró en silencio. Con el quinto Diego presenció la única buena puya de la tarde. El toro tenía fiereza y bravura. Urdiales supo dominarlo y hasta hacerse de él. Un toro que le exigió su carnet de torero. Mato de estocada baja y se retiró entre ovación. Este torero merece ser anunciado con una corrida más exigente, como lo fue su segundo y así podría caminar con su toreo en esta fiesta local.

El queretano Octavio García "El Payo" tuvo una notable tarde. Se mostró aseado con su primero logrando tandas de mucho mérito a un toro quedado que terminó por entregarse gracias a su decisión y valentía. La faena se le cayó un poco. Mató de entera caída y el desprendido Juez, Gilberto Ruiz Torres le dio una oreja para delicia del público de aluvión. La paseó entre división. Con el que cerró plaza Octavio inició su faena suave con los pies juntos y posteriormente anduvo más en el tremendismo que en su toreo pausado y de arte. Voló por los aires y afortunadamente no fue herido. Mató de media trasera y tendida. Cortó otra oreja que tuvo que guardar por los abucheos del público. Culpa de la ineptitud del Juez. Salió a pie de la plaza con dignidad y consciente de que no merecía salir en hombros.

El Juez Gilberto Ruiz Torres da pena ajena y volvió con sus andadas. Regaló dos  orejas que fueron protestadas. Está perdido en un palco de diez metros cuadrados

La empresa anuncia esta semana el 2° jueves taurino a las 8 de la noche con una sexteta. Toros saltillillenses de Paco Guadiana para Francisco Marco, Alejandro  Martínez Vértiz, Juan Antonio Adame, Antonio Romero, Oliver Godoy y Guadalupe López.