Con metas más grandes para Nuria Diosdado

Con una cosecha de siete oros, la mexicana recuperó el reinado dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, pero ya se planteó nuevos retos 

Nuria Diosdado
Nuria Diosdado (Mexsport)

Veracruz

La deuda está saldada. Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Veracruz representaron para Nuria Diosdado la oportunidad de recuperar las medallas de oro que ganó hace cuatro años en Mayagüez y que le fueron retiradas por un problema de dopaje en el que se vio envuelta de manera involuntaria; y así fue, volvió a arrasar con todas las pruebas de nado sincronizado y se convirtió en la atleta mexicana con más preseas áureas: siete en total.

¿Qué representan estas medallas para ti?

Me quedo con un sabor de boca muy bueno, hicimos un gran trabajo, estoy muy satisfecha, en lo personal significaban mucho estos Juegos Centroamericanos y del Caribe, fue una competencia muy esperada, entrenamos 15 meses para esto y estoy feliz, disfrutando este momento.

Lograr una final olímpica sería algo muy grande para nosotras 


¿Esperabas las siete medallas de oro?

Era el objetivo, siempre supe que se podía lograr. Hace cuatro años también fueron siete, aunque mías solamente habían sido seis, pero éramos las campeonas centroamericanas y a eso veníamos; a pesar de que Colombia se preparó también muy bien, ha subido mucho el nivel y eso nos alegra mucho, porque antes no teníamos competencia alguna, pero todavía les llevamos mucha ventaja.

¿Los Juegos de Veracruz eran una revancha para Nuria?

Fue como sacarme la espinita, aunque hace cuatro años hice exactamente lo mismo, pero al final se me retiraron las medallas por la situación del doping y fue toda una cuestión de sentimientos encontrados y muchas veces pensar que ya no quería seguir. Mucha gente habló mal, otros bien, y no era para callarle la boca a nadie, era más que nada algo personal; tenía un compromiso conmigo de saber que no me iba a ir del nado sincronizado sin repetir lo que había hecho en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe.

¿Qué aprendiste de lo sucedido en Mayagüez 2010?

Hace cuatro años era una niña todavía y ahora he crecido mucho, en lo académico concluí mi carrera, empecé una maestría, en 2010 apenas estaba iniciando mi licenciatura. Sabía que había ganado por mi esfuerzo y mis horas de entrenamiento y no por una sustancia que me hubiera ayudado; ahora tengo otra filosofía de lo que es la vida, de lo que es el deporte y a lo que venimos aquí, a disfrutar y sentirte feliz con lo que haces, todo lo demás llega y son beneficios que se te dan, pero lo más bonito es lo que se queda dentro, ese es ahora mi pensamiento.

¿Qué sigue ahora para Nuria Diosdado?

Tenemos en una semana la Copa Trophy en Pekín, China, del 8 al 15 de diciembre, es la última competencia del año y ya luego será entrenar para las rutinas que se presentarán en Panamericanos, donde estaremos buscando el podio. Nos quedamos muy cerca en Guadalajara 2011 y tenemos como equipo esa espinita; habíamos entrenado mucho y no conseguimos el objetivo y ahora vamos a entrenar más para conseguirlo. Sabemos que ya estamos en un nivel muy superior y hay que tomar lo aprendido de hace cuatro años y no cometer los mismo errores para que no haya duda de que México es mejor que los otros países.

¿Buscarás cumplir el ciclo olímpico en Río de Janeiro 2016?

Claro, Río está en mi cabeza, ya fui a Olímpicos, pero eran mis primeros, estaba feliz y emocionada por lo que estaba viviendo; sin embargo, no iba con una meta fija, solamente era ir y hacer nuestro mejor desempeño y tanto Isabel Delgado como yo queremos ir con una meta, lograr una final olímpica sería algo muy grande para nosotras.

Hay que aprovechar este momento...

Sí, tenemos que agarrarnos de esto que estamos viviendo, es un momento muy importante para el nado sincronizado, que lo volteen a ver y es una buena oportunidad para pedir apoyo para salir del país, aunque siempre lo hemos tenido, pero con estos resultados es cuando estamos en nuestro mejor momento deportivamente hablando, no solo a nivel individual, sino colectivo.