El renacer de Nuria Diosdado

De 2010 a 2013, la ondina tapatía vivió con una carga negativa en su carrera tras perder sus seis medallas de los Centroamericanos por dapaje, pero con los siete oros que ganó en Veracruz 2014 todo ese sabor amargo ya lo dejó atrás

Nuria Diosdado, nadadora mexicana
Nuria Diosdado, nadadora mexicana (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El 2014 fue un año en que NuriaDiosdado renació deportivamente. Las Navidades anteriores tuvieron un sabor agridulce para la integrante de la selección mexicana de nado sincronizado, pues en 2010 se le castigó tras dar positivo un control antidopaje en los Juegos Centroamericanos y del Caribe 2010, en Mayagüez, Puerto Rico, y perdió las seis medallas que había ganado y quedó fuera de competencia. Pero en 2014 llegó su revancha y recuperó su reinado en la justa regional al colgarse siete preseas de oro, pero también subió al podio en Copa del Mundo y en el Trofeo Mundial.

Estos resultados hacen que la atleta de 24 años de edad vaya a celebrar el que considera el mejor año en su carrera deportiva, pero es consciente de que vienen retos más grandes en 2015, donde deberá mostrar su crecimiento al enfrentar a rivales de mayor calidad en los Juegos Panamericanos y en el Campeonato Mundial.

"Mis deseos son mejorar día adía en mi técnica y seguir conmucha salud, tanto yo comomi familia completa”


Después de los festejos deportivos del año, ahora se tomará un breve descanso para disfrutar las i estas navideñas con su familia, algo prioritario para ella.

Este ciclo olímpico tiene un sabor distinto para ti, ¿cómo lo estás enfrentando luego de tu éxito en los Juegos Centroamericanos?

Tengo varias metas, como la de mejorar muchas cosas técnicamente que me hacen falta y que si quiero estar a nivel de las potencias mundiales, tengo que ponerme a trabajar en eso. Ya sé el tamaño de competencia que son unos Juegos Olímpicos, siempre en una competencia así aprendes de ti misma, entonces ahora sé que si vuelvo a ir a los Olímpicos, voy con una meta más grande. Tengo que hablar con mi pareja y ver qué vamos a hacer, ya que no solo quiero ir a presentarnos para hacer lo mejor que podamos, quiero que vayamos por un objetivo grande que sería estar en una final olímpica.

¿Cuál sientes que ha sido el mejor año de tu carrera deportiva?

No tengo un año favorito, cada año me ha ayudado a salir adelante pero este 2014 ha sido espectacular, con las medallas en Juegos Centroamericanos, la medalla en Copa del Mundo y la presea en el Trofeo Mundial; creo que fue un año redondo donde además mejoramos puntuaciones. Hemos viajado muchísimo entre nacionales e internacionales, por lo que el fogueo fue excelente.

"(Navidad) es una fecha que nosacostumbraron a vivirla conamor y con unión”


¿Cuál ha sido el peor momento de tu carrera deportiva?

Hace cuatro años en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez, con el dopaje fue el momento más difícil pero a la vez el más satisfactorio porque me levanté de eso. El lidiar con esa situación y el darme cuenta que si quería seguir en esto tenía que echarle ganas, no tenía que bajar la cabeza y tenía que entrenar más. Eso lo aproveché ese año para mejorar mucho mi técnica y para replantear los objetivos que tenía y así me di cuenta de que había Nuria para más tiempo. Tal vez si no hubiera sucedido eso me hubiera quedado conforme con mis medallas de los Centroamericanos y con estar presente en unos Olímpicos.

Con lo que viviste este año, ¿cómo disfruta Nuria Diosdado esta época del año?

Estoy feliz de estar con mi familia en este momento, porque ellos son la base de mi motivación. Estando acá lo principal es estar en la casa para disfrutar. La verdad que nuestras actividades navideñas son muy sencillas, básicamente es una cena con los que estamos, no acostumbramos a hacer un gran evento, somos cinco personas y ahora que mi hermana se acaba de casar somos nada más cuatro. Fue un año maravilloso que vamos a cerrar con una cena acogedora y con una comida al día siguiente con más familiares.

¿Qué signifi ca para Nuria Diosdado la Navidad?

Significa familia, estar con mi familia disfrutándonos. El Año Nuevo no lo tomamos tan en serio, es como menos celebrado ya que el día más importante es la Navidad y la comida del 25, para mí son esos días los que tienen mucho valor familiar; además, es el día que abro mis regalos y aunque todos los días nos podemos demostrar que nos amamos, Ese es un día muy cercano. Para mí es un día muy especial, ya que desde chiquita me han hecho vivir la Navidad de una manera muy bonita, mis papás siempre nos hicieron las cosas muy divertidas, entonces la Navidad siempre ha sido muy esperada. A las 7 de la mañana recuerdo que mi hermana y yo ya estábamos en el arbolito para abrir los regalos.

Entonces, ¿a pesar de que tu actividad como deportista de alto rendimiento complica tener días de descanso durante el año, nunca te has perdido una celebración de Navidad?

Todos los años he estado aquí en mi casa para disfrutar la Navidad, ha habido alguno en el que llegue la misma noche y me tuve que ir al siguiente día a entrenar, pero creo que han sido contadas. Esta semana le sirve a la entrenadora para replantear objetivos y a nosotras para buscar nueva música que nos pueda servir. No es un descanso total el que vivo, tenemos tarea como tener preparación física, y en nuestro caso, el peso debemos cuidarlo, pues siempre se come mucho, por lo que tenemos una tarea de seguir pensando que eres un atleta de alto rendimiento. Estos días son simplemente para descansar de las actividades cotidianas como atleta y disfrutar lo que tienes en casa como tus papás y el hecho de prender el arbolito o el nacimiento pero siempre pensando que hay que regresar a la rutina que tenemos como prioridad.

Ganaste siete medallas en los Centroamericanos este año, ¿cuáles serán tus deseos para 2015?

Mis deseos, deportivamente hablando, serían que el próximo año podamos conseguir la medalla en los Juegos Panamericanos, y si se hace el Preolímpico, tener ya la clasificación. La verdad, este año fue excelente ya que en todas las competencias que tuvimos nos fue muy bien, recibimos mucha retroalimentación de varios países contra quienes competimos y de algunos que antes ni siquiera nos volteaban a ver. Ahora ya vienen a decirnos ‘lo están haciendo bien y hagan esto’, entonces, ha sido un año que marcó diferencia total en el nado sincronizado mexicano. Con esto, me encantaría que el próximo año fuera muchísimo mejor y, sobre todo, seguir disfrutando lo que hago por el tiempo que me quede como atleta.

Ahora disfrutas esta época, pero, ¿qué sacrificios en la vida personal te ha dolido más hacer?

No son sacrificios, porque de alguna manera es el camino que tuve que tomar para tener lo que he logrado, pero el principal es que tuve que estar fuera de mi casa desde el día que cumplí 15 años de edad, ya que me tuve que ir a vivir a la Ciudad de México y dejar a mi familia. Lo segundo fue cambiar totalmente la manera de estudiar, ya que antes era de ir a la escuela y que tus padres te ayudaran a hacer la tarea, pero al irme al Distrito Federal tuve que tener una persona que me llevara a la escuela, hacer tareas sola, es decir, cambiar mi vida totalmente. Además, dejas la idea de estudiar una carrera por estar en el nado sincronizado, la primera era medicina porque mis papás son pediatras, algo que no pude seguir.