Favorece ser México en competencias internacionales

Las sirenas sienten que competir como nación da presencia ante los jueces, mientras que representar a la FINA en el Preolímpico les perjudicó

Nuria Diosdado (izq) y Karem Achach
Nuria Diosdado (izq) y Karem Achach (AFP)

Ciudad de México

El pasado fin de semana el dueto de nado sincronizado, conformado por Nuria Diosdado y Karem Achach, obtuvo la presea de bronce en el Abierto de Japón y las sirenas mexicanas indicaron que competir en el evento como nación ayudó a subirse al podio. "Sí nos afectó el hecho de que fuéramos como FINA al Preolímpico de Río de Janeiro, ya que uno que otro juez pudo no haber sabido quién era México o a quién estaba calificando. Hoy en día México ya suena como país y también habla mucho del deporte que no se califica lo que se está viendo en el agua.

Tres semanas después del Preolímpico subimos dos puntos, pero en el evento de Río pudimos haber tenido una calificación mucho mayor y lograr un lugar más alto, pero así es el deporte donde se califica mucho al país y no lo que se está viendo, por lo que es favorable que ya seamos México", declaró Nuria Diosdado.

En el Preolímpico de Río de Janeiro, donde lograron el pase para ir a la magna justa, las nadadoras ocuparon el quinto sitio con una puntuación total de169.2507, después de haber realizado 83.6840 en la rutina técnica y 85.5667 en la libre. Mientras que en el Abierto de Japón hicieron 170.4667, tras obtener 83.5718 en la etapa técnica y 86.4667 en la libre.

"El nado sincronizado se califica ahora con 15 jueces y ha sido un crecimiento muy importante desde el Preolímpico a este momento", señaló Achach. Por otra parte, las sirenas mexicanas sienten que pueden dar la sorpresa en Brasil, ya que el dueto tiene algunas características que otras parejas no tienen.

"Karem y yo somos una pareja muy dinámica que en poco tiempo nos hemos acoplado y a nivel mundial se dice que somos un dúo demasiado fuerte, es decir, que a la hora de nadar nos vemos con mucha energía. De principio a fi n la rutina se ve con tanta fuerza y muy pocos atletas lo logran hacer, además las dos somos muy artísticas y eso hace que se vea más bonito y diferente, ya que los duetos son muy rectos", explicó Diosdado.

Además, han logrado adaptarse adecuadamente a la nueva rutina libre que presentaron desde el Preolímpico de Río de Janeiro en marzo, donde obtuvieron la clasificación, para después colgarse el bronce en Japón.

"No dejo de decir que no fuimos a cualquier lugar, sino a un país donde han sido medallistas olímpicas, entonces tiene muchos equipos y niñas con muy buen nivel. El hecho de que estuviéramos arriba y por encima de todas las japonesas, a excepción del dueto olímpico, creo que fue muy bueno, por lo que de aquí a tres meses podemos hacer mucho más. Si un mes después de haber puesto la nueva rutina libre hemos mejorado dos puntos podremos hacer más y y el resultado en Olímpicos será muy bueno, me atrevo a decir que puede ser histórico", agregó Nuria.

Diosdado y Achach tendrán como últimos eventos de preparación el Abierto de Cancún y el Abierto de España. "Seguiremos en preparación para que cada vez nos salga mejor la rutina libre, la cual es diferente y sale de nuestra zona de confort a lo que estamos acostumbradas, además, tratamos de que ambas rutinas sean muy artísticas y explotar esa parte que tanto nos beneficia a nivel mundial. Ninguna de las dos rutinas lleva algo mexicano y ahora salimos de eso después de que en muchos Olímpicos se ha presentando rutina mexicana", indicó Achach.