Van por el podio

Con cambios en las rutinas y en el dueto, el nado sincronizado espera dar ese salto por una presea panamericana y no quedarse a la orilla como en las últimas dos ediciones.


Nuria Diosdado, nadadora mexicana
Nuria Diosdado, nadadora mexicana (Mexsport)

Ciudad de México

En las últimas dos ediciones de los Juegos Panamericanos, México se ha quedado a un paso de subir al podio en el nado sincronizado, pero ahora, en Toronto 2015, Nuria Diosdado, quien ganó siete medallas de oro en los pasados Juegos Centroamericanos, espera que Finalmente caiga esa esquiva presea, lo cual representaría un avance para este deporte en México y en el plano personal, algo que ha venido buscando desde Río de Janeiro 2007.

En Toronto 2015, que se realizará del 10 al 26 julio, las sirenas mexicanas se presentarán con nuevas rutinas, además con un cambio en el dueto, ya que Isabel Delgado dejó de ser la pareja de Nuria en esa prueba y tomó su lugar Karem Achach. Diosdado sabe que la pelea directa que tendrán para subir al podio panamericano, tanto en el equipo como en el dueto, será con las brasileñas, adversarias que las han dejado fuera del podio en los Panamericanos.

¿Cómo se han preparado después de los centroamericanos?

Ha sido una temporada muy corta a comparación de los Juegos Centroamericanos (para los) que fueron casi 14 meses que entrenamos, ahorita nuestra temporada terminó en diciembre y prácticamente tuvimos seis meses para prepararnos para Juegos Panamericanos, lo cual es muy poco, porque además cambiamos todas las rutinas, y en Toronto se presentarán cuatro nuevas; entonces ha sido mucho el trabajo que hemos tenido y las horas de entrenamiento se han duplicado a comparación del año pasado.

¿Han tenido fogueo de cara a los Panamericanos?

Nada más fuimos a un campamento en Cancún, donde estuvimos dos semanas y (sostuvimos) competencias, una que fue en el Abierto de Canadá, la cual se realizó en la alberca panamericana.

A comparación del año pasado, son muy pocas las competencias que hemos tenido y por lo mismo estamos tratando de dar exhibiciones cada i n de semana para, por lo menos, estar presentando las nuevas rutinas en diferentes estados y lugares.

¿Cuál es la expectativa real en Toronto?

Obviamente, nos encantaría hablar de una medalla, la verdad es que en este año no nos hemos enfrentado con ninguno de los países que veremos en Panamericanos. Nuestro rival siempre ha sido Brasil, también estará Estados Unidos; entonces, ahora sí que está muy parejo.

El primer lugar sabemos que será Canadá y del segundo al cuarto puede ser cualquiera de los otros países. Me encantaría poder decir: ‘voy por una medalla’ y de tal color, pero la verdad es que no lo sé, solo sé que estamos haciendo un gran trabajo y con las horas que estamos llevándole al entrenamiento y con la dedicación, quiero pensar que podemos traer un buen resultado.

¿Cómo te sientes con este nuevo cambio de pareja para la prueba de dueto?

Isabel y yo siempre vamos a ser reconocidas con los resultados que obtuvimos durante cinco años, pero en algún momento se tenía que hacer este cambio y qué mejor que ahorita, para así no llegar a los Juegos Olímpicos como una pareja nueva.

Ahorita, con Karem Achach, ya tengo trabajando cuatro meses y ella tiene buena técnica y la entrenadora la tomó después de ver que las niñas van llegando con más fuerza.

Además, nos parecemos mucho en cuanto a los movimientos y siento que nos va a ir muy bien. En la Copa del Mundo en Canadá de octubre de 2014 ya competimos como pareja, entonces, no vamos a llegar como nuevas a Panamericanos.