El Mandela campeón del mundo

El adiós del ex mandatario sudafricano hace rememorar sus principales logros políticos, pero no es menor por ello la unificación que consiguió a través del rugby en 1995

Nelson Mandela y François Pienaar
Nelson Mandela y François Pienaar (Reuters )

Ciudad de México

A los 95 años de edad Nelson Mandela, quien como presidente sudafricano logró lo impensado gracias a la afición que generó con un deporte como el rugby, falleció este jueves.

Con él se van lo ideales por los que luchó, en la reconciliación de un país al borde de la guerra civil; Madiba usó el mayor emblema de la minoría blanca racista: los Springboks, selección nacional de rugby que triunfó ante la invencible Nueva Zelanda en la Final de aquel histórico certamen.

Por su parte, el reconocido periodista inglés John Carlin, quien fue corresponsal en la Sudáfrica de Mandela, escribió un libro sobre del mítico partido de rugby que se transformó en un hito político en la transición de ese país –El Factor Humano (Invictus), Seix Barral, 2009–, capturó el momento exacto en el que el mandatario consiguió firmar la paz entre las dos principales castas que dividían violentamente a su nación.

"En pleno césped, ante 62 mil espectadores presentes en las gradas y una audiencia global estimada de mil 500 millones de personas, un espigado y frágil anciano negro saluda sonriente a un descomunal joven blanco, rubio y de ojos claros, que se asoma a los 2 metros de altura y supera los 100 kilos de peso", describió en su texto el columnista del Corner Inglés, en el Diario El País, haciendo referencia al momento en el que Mandela brindó la mano al capitán del combinado blanco sudafricano, François Pienaar.

En el recuerdo quedó aquel momento en la cancha del Ellis Park, de Johannesburgo. A más de 18 años de distancia, pero lo que vino después, todo en beneficio de la sociedad sudafricana, así como la intachable imagen que dejó como legado Nelson Mandela, se rememorarán cada vez que los Springboks salten al terreno de juego que, por cierto, ya cuentan con dos campeonatos del mundo a nivel de selecciones (1995 y 2007).