NHL fomenta “violencia extrema”

Un grupo de ex jugadores de hockey demandó a la liga por exacerbar los pleitos en los recintos

Nueva York, Estados Unidos

Nueve ex jugadores demandaron a la liga norteamericana de hockey sobre hielo (NHL) por "promover de forma intencionada una cultura de violencia extrema", informó The New York Times.

La demanda, presentada el miércoles, refirió que la NHL no alertó a los jugadores de los peligros del deporte y de que "promovió deliberadamente la violencia para su beneficio". El hockey sobre hielo es un deporte en el que el contacto está permitido; incluso, las peleas entre los jugadores.

"A través del sofisticado uso de la violencia extrema como producto, con el que la NHL generó miles de millones de dólares, la NHL ha predispuesto y continúa predisponiendo a sus jugadores al inminente riesgo de trauma craneoencefálico y como resultado, a consecuencias de salud devastadoras a largo plazo", según publicó el diario estadundiense.

Entre los demandantes hay jugadores conocidos por su historial violento. Michael Peluso quien, por ejemplo, tuvo 179 peleas en sus nueve años de carrera, y en la temporada 1991-92 lideró con 408 minutos el ranking de castigos. El ex profesional aseguró que sufre depresiones y problemas relacionados con las conmociones cerebrales.

No es la primera demanda contra la NHL por su violencia. En mayo del año pasado, la familia de Derek Boogaard denunció a la institución por homicidio culposo, al hacerla responsable del daño cerebral que condujo a la muerte del atleta por una sobredosis accidental de calmantes y alcohol en 2011.

En noviembre de 2013, otro grupo de ex profesionales también acusó a la NHL de no haber hecho más para atajar las lesiones en la cabeza y que en lugar de eso, celebró la cultura de la velocidad y la violencia.

"Estamos satisfechos con nuestro historial en cuanto a seguridad de los jugadores", dijo el subcomisionado de la NHL, Bill Daly.

El hockey se encuentra en una situación similar a la de la NFL, que el año pasado llegó a un acuerdo con ex jugadores para pagarles 765 millones de dólares y zanjar así las demandas por ocultar, o minimizado, el riesgo de las lesiones cerebrales; sin embargo, el preacuerdo entre la Liga de futbol y 4 mil 500 ex jugadores fue rechazado por una jueza, quien consideró que esos 765 millones de dólares son insuficientes.