Miami remodelará su estadio

Los Delfines de Miami llegaron a un acuerdo para renovar su estadio y comenzarán este verano los trabajos del proyecto de 350 millones de dólares, el cual incrementará las posibilidades del sur de Florida para ser sede en el futuro de encuentros de Super Bowl

Sun Life Stadium, casa e los Delfines de Miami
Sun Life Stadium, casa de los Delfines de Miami (AP)

Miami

Comisionados de condado dieron la aprobación final para el plan el martes, el cual pagará incentivos a los Delfines para ser anfitriones del Super Bowl y otros acontecimientos importantes. A cambio, el propietario del equipo, Steve Ross, pagará las renovaciones, con ayuda de la NFL y posiblemente con una subvención del estado.

El equipo continuará pagando impuestos por propiedad sobre el estadio. Las renovaciones incluirán una cubierta sobre las tribunas, pero no sobre el campo de juego, y la modernización de iluminación, sistema de sonido y butacas.

Roger Goodell, comisionado de la NFL, dejó claro que el sur de Florida no obtendría la sede de otro Super Bowl si no realizaba mejoras significativas al estadio, el cual fue inaugurado en 1987. Ross ha estado intercediendo a favor de las renovaciones desde que se convirtió en propietario mayoritario del club en 2009, y calificó el acuerdo con el Condado Miami-Dade como "único e imaginativo".

"Tenemos una de las ciudades más anhelables del mundo, y como tal merece un estadio que proporcionará impacto económico significativo al Condado Miami-Dade", dijo Ross en un comunicado. "Esto no sólo asegurará el futuro de los Dolphins, sino que también asegurará que Miami tenga una de las mejores instalaciones del mundo para que se sigan realizando eventos de esta magnitud".

El sur de Florida y Nueva Orleáns están empatados con la mayor cantidad de Super Bowls realizados: 10. El más reciente organizado en Miami fue en 2010, y la próxima sede disponible para el Super Bowl es en 2019.

"Eso fue parte del intento de tratar de conseguirlo", dijo el presidente y director ejecutivo del club Tom Garfinkel. "Queremos traer tantos eventos grandiosos como podamos tan pronto como nos sea posible".

El condado utilizará dinero destinado al desarrollo turístico para pagar a los Dolphins cuatro millones de dólares por cada Super Bowl en el estadio, tres millones por cada juego de campeonato nacional de fútbol americano colegial y dos millones de dólares por cada juego de postemporada del fútbol americano universitario. El condado también pagará por eventos como juegos de fútbol y conciertos importantes.

"Muestra el compromiso que tiene nuestro propietario Steve Ross para hacer de ésta una organización de clase mundial", dijo el entrenador en jefe de los Dolphins Joe Philbin. "Es emocionante para todos en la organización, y pienso que es emocionante para todos en la región del sur de Florida. Estoy seguro que seremos capaces de atraer algunos eventos grandiosos. Es un gran día para nosotros".