Muero por correr, celebra día de muertos

La carrera se celebró el 1 de noviembre en la noche previa de día de muertos, un evento que citó a familias y amigos para competir por algo más que el primer lugar  

Ciudad de México

Cada competidor en una carrera se enfoca en mejorar o realizar alguna marca en específico, para otros el llegar primero a la meta es el objetivo principal, dejando de lado alguna cuestión de disfrutar y convivir.

Como segundo año consecutivo, la Delegación Miguel Hidalgo y Chilangos Run realizaron la carrera de día de muertos 'Muero por Correr', donde personas de todas las delegaciones e integrantes y entrenadores del equipo asistieron.

Adultos, niños y familias completas fueron parte de este evento que se realizó el sábado 1 de noviembre a las 20 horas; un horario no habitual para tratarse de una competencia de esta índole.

"Es un tema muy familiar, recreativo; estamos reviviendo nuestras tradiciones, pero al mismo tiempo estamos conjugando un tema de los disfraces que es algo que les gusta mucho a la gente [...] Los participantes se divierten, es algo completamente familiar", explicó Ulises Labrador, Director General de Desarrollo Social de Miguel Hidalgo, previo al inicio de la carrera.

Desde catrinas, zombis, brujas, integrantes de grupos de rock, hasta un Tío Cosa, fueron parte de los disfraces de la gente que se dio cita en el Parque América situado en Polanco.

La meta sirvió como el punto de encuentro de cada competidor para posar ante los reflectores que se hicieron presentes en el evento, que por el tema de la 'muerte' resultaría sombrío, robó sonrisas y risas de los que se encontraban alrededor del circuito.

Pódium tétrico

Cada competidor recibió una medalla de reconocimiento por participar, pero también se premió a quienes fueron los primeros en llegar a la meta en la categoría varonil y femenil, pero las medallas que más emocionaron al público, quienes sirvieron de jueces, fue la entrega de los premios a los tres mejores disfraces tanto para niños como adultos.

El pódium, adornado con flores de cempasúchil y calaveritas simulando una ofrenda, recibió a todos los participantes que durante la carrera de 2.5 Km el sudor fue su mayor enemigo.

El momento cumbre de la carrera llegó cuando se enunció a los ganadores. A pesar de ser un evento centrado en la actividad física, los disfraces robaron las miradas de propios y extraños; un chango, una araña, un Tío Cosa, Kiss, La Catrina, una bruja y un duende fueron quienes se llevaron los aplausos, incluso hasta gritos de descontentos por los quienes resultaron ganadores.

La actividad deportiva en la Ciudad de México, en especial el running, se han convertido en una nueva vida de los habitantes de la capital mexicana.

"Vamos a seguir impulsando el deporte como lo han visto los capitalinos. Hemos renovado el deporte en la Ciudad de México", Horacio de la Vega, Director General de INDEPORTE Ciudad de México.