Persiguiendo un sueño sobre un 'pony de acero'

Manuel Atilano tiene sólo 8 años de edad, pero eso no es impedimento para que arriba de su moto, se vuelva un competidor feroz y aguerrido, lo que le ha dado resultados muy prometedores.

Torreón, Coahuila

Cercano a cumplir los 8 años de edad este mes de mayo, Manuel Atilano Avilés prácticamente desde que nació trae en la sangre la pasión por las motocicletas, la velocidad, la adrenalina.

La entrega que este deporte exige, se la han transmitido sus padres, el campeón de Súper Bike Jorge Atilano y su mamá, Olivia Avilés, quien también gusta de este deporte.

Cursando actualmente el segundo grado de primaria, Manuel ha demostrado que esto no es nada mas un "hobbie", ya que desde los 4 años comenzó con pequeños coches y su mundo está rodeado del deporte motor, teniendo como gran ídolo al ex piloto de Nascar, Jeff Gordon.


Manuel desde muy pequeño siempre ha demostrado el gusto por juguetes como carros, pistas todo lo que sea relacionado con carreras y ahora, ya es un serio participante en motocross.

CAMPEONATO ZONA NORTE

Este 2016 es su segunda participación en el Campeonato Zona Norte de Moto Cross, ya que en el 2015 entró en una categoría de 50 CC "A" de 4 a 6 años, en la cual vio acción en pistas de Chihuahua, Monterrey, Zacatecas y Coahuila, logrando un gran resultado con el tercer lugar general, a pesar de no participar en todas las fechas.

"En mi primera competencia alcance el cuarto lugar y fue aquí en la Pista de Montebello, ya después no pude participar en otras, ya que la moto que tenía se me descompuso antes de correr".

"Pero ahora mis papás me compraron una KTM 50 CC, que es con la que participo en todos lados", comentó Manuelito.

Tanto en la moto como en su uniforme porta el número 24, el mismo que Jeff Gordon utilizó cuando corría en Nascar.

Manuel le dedica al menos un día de entrenamiento sobre la moto por semana, jornada que suele llegar hasta las 4 horas y cuando se puede en 2 días también.

QUIERO SER PILOTO


En la mente de Manuel está llegar a ser un piloto profesional sobre la moto, ya sea en Motocross o en pista.

"Los resultados que ha tenido, la disciplina que ha demostrado y sobre todo las cualidades que trae ya naturales, nos dan la tranquilidad que esto es más que un pasatiempo para él".

"Nosotros como padres no lo apoyaríamos al 100% si observáramos ciertos actos de rebeldía e irresponsabilidad en la escuela, en los entrenamientos, así como en competencias".

"Por eso nos hemos enfocado en apoyarlo hasta donde se pueda, ya que dice que quiere llegar a ser un piloto profesional, si el lo sueña lo puede lograr", Jorge Atilano y Olivia Avilés (papás de Manuel).