Monterrey, un ‘dolor de cabeza’ en el TSM

Así lo dijo el mediocampista de Santos Laguna, Rodolfo Salinas, quien compartió su experiencia sobre el partido amistoso de este pasado domingo ante Xolos.
Rodolfo Salinas.
Rodolfo Salinas. (Especial)

Torreón

El mediocampista de Santos Laguna, Rodolfo Salinas, compartió su experiencia sobre el partido amistoso de este pasado domingo ante Xolos de Tijuana, en el estadio Toyota Field de San Antonio, Texas.

Explicó que la intención fue no parar y mantenerse en ritmo para la reanudación de la Liga Mx, la cual tuvo que parar para darle paso a la fecha FIFA, donde la Selección de México jugó ante Panamá, equipo al que venció 2-1.

“Esperemos que este encuentro nos sirva para no caer al final del torneo, cerrar de buena manera y entrar a la Liguilla, que es lo que todo el equipo quiere”, dijo antes de iniciar el viaje a Torreón.

Santos se encuentra en la cuarta posición de la tabla general y no debe aflojar el paso, pues una derrota podría mandarlo hasta el séptimo sitio, de ahí la importancia de ganarle a Monterrey.

"Más allá de la calificación tenemos que mejorar en todos los aspectos, sabemos que entrando a la Liguilla es otro torneo, trataremos de sacar los partidos restantes con victoria para quedar en mejor posición en la tabla y no tener problemas en la siguiente fase”, señaló.

Ante Monterrey, bien concentrados, "el siguiente partido lo tomaremos con la misma seriedad con la que hemos enfrentado los demás encuentros, jugar cada vez mejor y con más intensidad".

Santos es el favorito por ser el local, sin embargo "Monterrey ha probado ser un dolor de cabeza en el Corona”.

"Nos enfrentamos a un cuadro con el que se ha dado una buena rivalidad en los últimos tiempos, nos ha ganado campeonatos, ahora nosotros trataremos de dejarlo fuera de la Liguilla", expuso.

[b]El dato[/b]

El conjunto albiverde es cuarto de la tabla general con 23 unidades, producto de 13 partidos jugados y uno pendiente ante Chivas.

Seis han sido victorias, cinco empates y dos derrotas, con 21 goles a favor y 13 en contra, para una diferencia de más ocho.