ENTREVISTA | POR CARLOS HERNÁNDEZ CASTREJÓN

Francisco Raymundo González Pinedo Presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo

Tras haber vivido sus primeros Juegos Olímpicos al frente de la Federación, Francisco Raymundo González aseguró que es necesaria la reestructuración, para superar en Tokio 2020 lo hecho en Río de Janeiro.

Habrá cambios en el taekwondo de México: González Pinedo

Francisco Raymundo González Pinedo y la medallista olímpica María del Rosario.
Francisco Raymundo González Pinedo y la medallista olímpica María del Rosario. (Especial)

Torreón, Coahuila

Luego de su primera experiencia en Juegos Olímpicos como presidente de la Federación Mexicana de Taekwondo, Francisco Raymundo González Pinedo, anunció cambios importantes dentro de esta disciplina, para iniciar de la mejor manera el camino hacia Tokio 2020.

A pesar de ser una de las pocas disciplinas deportivas que continúan dando medallas para México, el dirigente ve la necesidad de reestructurar y mejorar en varios sentidos para tratar de superar lo hecho en Río de Janeiro, donde el taekwondo logró una medalla de plata a través de María del Rosario Espinoza.

Los que fueron a Juegos Olímpicos están sembrados, María del Rosario tiene su lugar y en breve platicaremos sobre su futuro.

En entrevista, González Pinedo compartió sus impresiones sobre lo hecho en Brasil y lo que sigue para esta disciplina.

¿Cuál es el balance del taekwondo mexicano tras Río de Janeiro?

La fe para todos los practicantes del taekwondo nunca bajó, al contrario, fue una experiencia que en lo que a mí respecta, unos Juegos Olímpicos es el sueño de todo atleta, de todo dirigente, de todo entrenador.

Entonces se trata de una experiencia muy enriquecedora que me deja muchos pensamientos de mejorar.

No estoy satisfecho en realidad, creo que se hizo un buen papel, pero no estoy 100% conforme, porque siento que pudieron haber caído dos medallas de bronce con Itzel y con Carlos.

Estoy contento, bien por la situación de los muchachos que avanzaron, una medallista que fue María del Rosario Espinoza y dos cuartos lugares en Juegos Olímpicos no cualquiera lo tiene, entonces me voy con un buen sabor de boca, con una bonita experiencia que me deja un experiencia para trabajar muy fuerte y muy duro para Tokio 2020.

Ahora hay que volver al trabajo, hay algunos cambios que quiero hacer, voy a hacer reacomodos, ajustes y algunas situaciones de cambios pensando precisamente en los próximos Juegos Olímpicos.

¿Cómo fue la actuación de Itzel Manjarrez?

Le agradezco a la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, desde que estaba Bernardo de la Garza y ahora como titular Alfredo Castillo, el taekwondo siempre ha tenido un apoyo importante.

Yo aplaudo el esfuerzo que hizo la Conade al apostarle a mi disciplina, el taekwondo, porque precisamente con esos apoyos nuestros muchachos pudieron ir buscando los ranking mediante eventos G1, G2, G3, G5, grandes eventos que se hicieron en México, lo cual nos ayudó para posicionarnos.

La estrategia de los entrenadores, la estrategia de Juan Manuel López, anterior presidente de la Federación, para tener buenos representantes en México, dio resultados.

De alguna manera Itzel Manjarrez en su categoría sentíamos que había posibilidad, se tuvo un preselectivo nacional para definir al equipo olímpico, ella vino de menos a más, cuando se concentró el equipo y se especificaron las rutinas, la metodología, el trabajo, lo que es el complemento multidisciplinario, para que llegaran en buenos términos físicos y técnicos, todo llevó a un buen papel de la competidora.

Nosotros quisiéramos que nuestros atletas terminaran en el podio, pero todo México vio las peleas, las estrategias del entrenador y por más que se buscaba precisamente hacer los puntos, hay que reconocer que fue más superior la otra competidora.

¿Qué ocurrió con Carlos?

Carlos es una promesa más que nada por su juventud e ímpetu, él ha demostrado desde que fue campeón mundial juvenil en 2010 en Tijuana, ha venido siempre sobreponiéndose, trabajando fuerte.

Para él, a medida que avanza en su edad lo hace también en lo físico, técnico y táctico.

Era una de las esperanzas que teníamos, más que nada porque sentíamos que de acuerdo a la gráfica, con los que Carlos ya había peleado, como el representante de Irán, primer clasificado mundial y que sorpresivamente se fue eliminado, luego el de Corea que también perdió, aunque luego ganó bronce a través de repechaje.

A esos dos personajes ya les había ganado el mexicano, por eso la esperanza de colarse a las medallas, pero las sorpresas continuaron.

Carlos batalló con los de un ranking menor, tuvo para más y por eso él no está conforme, no pudo con el competidor chino que manejó bien la distancia, por eso estuvo llorando conmigo fuera de escenario y se prometió trabajar fuerte para Tokio, él tiene para dos olimpiadas más y creo que un cuarto lugar olímpico es buen sabor de boca.

¿Saúl tenía para más?

Con Saúl Gutiérrez teníamos una gran esperanza, sin embargo cuando iba arriba en el primero y segundo round, nosotros pensamos que ya estaba concretado, pero creemos que se agotó físicamente, que se le fue el aire.

Por eso vamos a hacer un análisis con metodólogos, el preparador físico y nutriólogos para determinar lo que sucedió.

Desafortunadamente el rival traía más ímpetu y ganas, lo cual no se le vio al mexicano, no quise presionarlos estando en Río, simplemente que lo hecho ahí queda.

Nosotros esperábamos que iba a tener una gráfica complicada, pero también creímos que avanzaría un poco más, pero al final en la primera ronda, que esperábamos fácil, ya vimos que no fue así.

María del Rosario hizo historia

Desde el momento en que María logró su lugar para Juegos Olímpicos se metió en la cabeza que quería otra medalla olímpica, por un lado para hacer historia, por otro a título personal.

Por eso después de los entrenamientos se quedaba a trabajar extra, estuvo apoyada por Janeth Alegría, su suplente, se entendían y elaboraron estrategias sobre cómo competían sus rivales, así que se lo propuso y ahí está el resultado.

Estando en Río le dije a María que luchara por ese sueño y la vi muy convencida, por eso logró ese logro muy particular, por eso hay que aplaudir lo que le ha dado al taekwondo nacional.

A nivel internacional es una potencia, todavía no sabemos si va a continuar con nosotros, si va a buscar otros Juegos.

Fue un apoyo, porque tengo tres meses en la presidencia de la Federación y es u trabajo que ella logró, una buena estrategia del consejo directivo anterior y ahí está el resultado.

A mí me tocó solamente apoyar, estar al pendiente de ellos, dar seguimiento a los programas, meter disciplina, estar al pendiente de los atletas, con la Conade para que nos cumpliera con ciertos compromisos, sobre todo de preparación, lo demás es historia.

¿Se logró el objetivo?

En una rueda de prensa que hicimos en la Ciudad de México dije que no nos vendríamos con las manos vacías, muchos me preguntaban que a cuántas medallas aspiraba y lógicamente como presidente de la Federación, viendo la realidad de mis muchachos, yo aspiraba a cuatro preseas, mínimo dos.

Pero no puedo hacer menos a ninguna de mis atletas porque se ganaron su lugar a Juegos Olímpicos, el resultado ahí está y el taekwondo sigue dando medallas, María ya tiene oro, plata y bronce.

¿Qué cambios se aproximan?

Así como he escuchado las declaraciones en el Comité Olímpico Mexicano y CONADE, tiene que haber un cambio radical en lo que es el deporte nacional.

En lo que respecta al taekwondo, nosotros siempre hemos estado a la vanguardia, siempre hemos tratado de ir modificando en cada ciclo olímpico, por ejemplo, actualmente tenemos a varios muchachos trabajando, este fin de semana están en Costa Rica en un G2, así que trabajan con miras a Tokio 2020.

Voy a hacer una reestructuración desde juveniles, porque los que están concentrados en el CNAR siento que les falta más trabajo, por eso voy a hacer cambios con los entrenadores, ya lo había comentado, que después de Río de Janeiro iba a hacer un análisis y es momento de hacer ajustes.

Todos están de vacaciones, pero vamos a hacer un selectivo nacional, se va a preseleccionar a primero y segundo lugar y vamos a tener a alrededor de unos 20 muchachos, hombres y mujeres.

Los que fueron a Juegos Olímpicos están sembrados, María del Rosario tiene su lugar y en breve platicaremos sobre su futuro.

¿Qué otros ajustes se contemplan?

También quiero hacer cambios con médicos, fisiatras, nutriólogos, para conformar un buen equipo de trabajo precisamente para Tokio 2020, porque desde el primer año se tiene que apretar fuerte, no es posible que faltando un año para Juegos Olímpicos se relaje el nutriólogo, el médico y demás.

A pesar de ser una de las pocas disciplinas deportivas que continúan dando medallas para México, el dirigente ve la necesidad de reestructurar y mejorar en varios sentidos para tratar de superar lo hecho en Río de Janeiro.

Cuando entré fui a ver los entrenamientos y no me gustó lo que vi, así que hay que apretar turcas y ahora con pomsae ya entra a Juegos Panamericanos y se concentran la primera semana de septiembre para ir al Campeonato Mundial de Perú, a finales de ese mes e inicios de octubre.

Son alrededor de 35 jóvenes concentrados en el CNAR, le acabo de dar las gracias al auxiliar de entrenador anterior, ahora estarán dos entrenadores apoyando.

Además estaremos impulsando el parataekwondo, que ya entra a Juegos Olímpicos, así que es una ardua labor, mucha dedicación y quiero integrar un buen equipo de trabajo, así que en eso estaremos, estoy de acuerdo con hacer limpias, que el dinero se destina a los muchachos, nosotros no hemos tenido problema de ni huna situación.

Hemos presentado comprobantes del gasto de recursos que se nos dan, estamos bien, seguimos haciendo las cosas bien, el próximo año tendremos el Open de México, el de Cadetes y Juvenil avalados por la WTF y vamos a traer un Grand Prix autorizado por la Federación Mundial con el apoyo de CONADE, pues saben que necesitamos de ese ranking para ir avanzando.

JFR