"Ser fisioterapeuta es un trabajo constante"

El lagunero Iván Hernández, recientemente llegó de participar en Río 2016 y compartió la importancia de sus labores ligadas al buen desempeño de los atletas de alto rendimiento.

Sergio Iván Hernández Rangel, fisiotrainer de la Selección Mexicana de voleibol varonil.
Sergio Iván Hernández Rangel, fisiotrainer de la Selección Mexicana de voleibol varonil. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón

Sergio Iván Hernández Rangel, fisiotrainer de la Selección Mexicana de voleibol varonil quien recientemente llegó de participar junto con las distintas selecciones en Río 2016, nos comparte la importancia de su trabajo ligado al buen desempeño de los atletas de alto rendimiento que participan en competencias de talla internacional como son las Olimpiadas.

Originario de San Pedro, Coahuila, realizó sus estudio en Acuña, es ex-jugador de voleibol, fue seleccionado estatal, llamado a selección nacional a sus 15 años, después fue llamado a pertenecer a la selección de Tigres, esto lo obliga a cambiar de Estado.

Dejó el deporte y se inclinó por la universidad, estudió fisoterapia en La Laguna, realizó la maestría en Guadalajara, cuenta con posgrados en fisioterapia de alto rendimiento en Madrid y regresa a México para integrarse a la Federación Mexicana de Voleibol, actualmente forma parte del área médica del comité olímpico.

El fisiotrainer debe hacer la valoración para determinar si el jugador puede seguir en el terreno de juego, cuando se trata de lesiones en dedos es muy común que regrese a la cancha.

¿Cuál es la función de un fisiotrainer?

Básicamente me encargo de realizar evaluaciones a los deportistas de alto rendimiento tanto funcionales como físicas para obtener el mejor rendimiento posible, necesitamos que los chicos no tengan lesiones, mi trabajo es prevenirlas y en caso de que ya se haya sufrido una, regresarlos en las mejores condiciones posibles y en el menor tiempo a la cancha.

¿En qué parte del cuerpo se presentan las lesiones más comunes en los deportistas de voleibol?

La principal lesión de estos deportistas en los tobillos, ya que al saltar es muy común que se presenten los esguinces de tobillo al no caer adecuadamente o bien pisar algún compañero a la hora del salto. Seguido de las lesiones en rodillas, hombros, manos y espalda.

Contrario a lo que se piensa que las manos son las más afectadas, esto no deja de ser frecuentes, sin embargo no son tan incapacitantes a la hora del juego.

¿Cuál es la peor lesión que puede tener un jugador, incluso para que sea motivo de mandarlo a la banca?

Las peores lesiones en el terreno de juego son las fracturas expuestas, tanto en manos o dedos por el impacto de un objeto en movimiento, en este caso el balón.

Así como los esguinces de tobillo, ya que se puede provocar algún problema en tibia o peroné. La evaluación se hace en conjunto con el médico especialista en medicina del deporte y los fisioterapeutas, si no se puede inmobilizar la parte del cuerpo dañada y que el jugador pueda seguir se aconseja sacarlo al equipo técnico.

¿Cuántos fisioterapeutas tiene el equipo?

Sólo tiene uno, en este caso su servidor.

¿Sólo trabajas con la selección varonil?

Sí, también trabajé con la selección sub 23 en el mundial en Dubai, sin embargo ha sido mi única participación con categorías inferiores, mi participación siempre ha sido apoyar a las selecciones mayores.

¿Cuánto tiempo trabajas con los deportistas antes de entrar a terreno de juego?

Generalmente estoy una hora antes de que se lleve a cabo un juego, sin embargo un día normal en el CNAR es estar desde que se levantan los deportistas a las 6 de la mañan se entrena 3 veces al día, además se realiza dos sesiones de cancha, una de pesas y en todas tengo que estar presente para supervisar que no sufran lesiones y hagan correctamente sus ejercicios.

En los tiempos de descanso de los atletas es cuando atendemos a los lesionados, es un trabajo constante como fisioterapeuta.

¿Qué te deja la experiencia de haber participado en Río 2016?

Creo que todas las grandes historias tienen un comienzo y nosotros ya iniciamos algo, esto es el inicio de algo grande para el voleibol mexicano.

Bastante grata, muchos dirán que sólo fuimos a participar, la verdad yo no me quedé con eso, me quedé con todo el esfuerzo de los chicos y creo que eso es importante, se dio todo, sabemos y estamos conscientes que hay mucho trabajo por hacer, pero fue una experiencia buena. 

¿Si llevaron el equipamiento necesario en todos los aspectos para participar en Río 2016?

Existieron algunas inquietudes en tallas en cuanto a uniformes, derivados de algunas confusiones, sin embargo todos los chicos tuvieron sus uniformes completos, incluido el traje de gala, en ese sentido no hubo problemas.

Respecto al equipo deportivo y las instalaciones de entrenamiento puedo decir que son de primer nivel, tanto en el CNAR (Centro Nacional de Alto Rendimiento) como en la Universidad Autónoma de Nuevo Léon, que es donde se realiza la concentración de la selección nacional de voleibol.

Respecto al equipamiento médico dijo que siempre contó con el apoyo del médico de cabecera, además del fisioterapeuta y preparador físico.

¿Hace falta mayor participación de los jóvenes en el deporte o impulsando políticas públicas para el fomento deportivo en el país?

La verdad sí, hace falta que los jóvenes se involucren más en el deporte en todos los aspectos, desde participar en alguno o promover políticas públicas que lleguen a las personas que deciden el rumbo y presupuesto del deporte en México.

También hago un llamado a los padres para que fomenten el deporte y la actividad física en los niños, es lamentable que México sea uno de los países con mayor índices de obesidad infantil.