“Antes el Taekwondo era un lujo, hoy es una necesidad”

El Gran Master, Dai Won Moon, impartió en Gómez Palacio, clase a los alumnos y una plática a los padres de familia de la Escuela Moo Duk Kwan Centro, del profesor Efrén Zúñiga Hernández.

Gómez Palacio, Durango

La disciplina, los valores, la actitud ante toda situación, son fundamentos del Taekwondo, que aplicados a la vida forman hombres y mujeres de bien a la sociedad.

"Apoyo de padres, dirección de los maestros y esfuerzo de los alumnos, esas tres cosas se deben tener para que se haga un buen estudiante, un buen hombre o mujer a la sociedad".

Es por eso que a práctica de este arte marcial es hoy, una necesidad para la sociedad moderna, explicó el Gran Master, Dai Won Moon, considerado el padre del Taekwondo en México y quien vino a Gómez Palacio a dar una clase a los alumnos y una plática a los padres de familia de la Escuela Moo Duk Kwan Centro del profesor Efrén Zúñiga Hernández.

Además de convivir de cerca, dio tips, consejos a los alumnos y reconoció la labor de los padres de familia en la formación del taekwondoín.

Moon es considerado el Padre del Taekwondo en México, al introducir este arte marcial en 1969, consideró que en aquellos ayeres, era un lujo quien lo practicara, hoy es una necesidad ante la pérdida de valores de las sociedades.

"El taekwondo antes era una cosa de lujo, pero hoy en día en una necesidad, es una educación que no se da en las escuelas convencionales, donde hacemos ejercicio físico, ejercitas el cuerpo, la mente y el espíritu, mucha disciplina en las tres".

"Valores, el valor humano, constancia, respeto a los demás como a sí mismo, por eso Taekwondo se expandió en México y a través de eso, este país puedo llegar a Olimpiadas, es la máxima fiesta del deporte", comentó este lunes, luego de entregar reconocimientos a los alumnos de Moo Duk Kwan Centro de Gómez Palacio, quienes recientemente se promovieron.

Se mostró preocupado por la falta de valores en los deportistas de taekwondo de alto rendimiento. Es por eso que en eso se basó la plática de este lunes.

"Estamos perdiendo valores, no importan la disciplina ni el respeto, vimos a un cubano pegándole a un juez, por ejemplo, esas cosas no debieron haber pasado, pierde su esencia el Taekwondo".

Sobre algunas regulaciones ya hechas a este arte marcial, se dijo preocupado, pues pierde su esencia el deporte.

"Están matando al Taekwondo con regulaciones como no pegar en el rostro o no dar una patada fuerte a la cabeza, ahora apenas se tocan y cuentan puntos, además parece esgrima en una pierna".

"Eso las nuevas generaciones lo ven aburrido y se inclinan por otros deportes, están haciendo menos atractivo al taekwondo. Yo fui director técnico de la federación mundial de TKD hasta el año pasado y dejé eso para tomar el grado de Promotor de Taekwondo Profesional ", aseveró.

"Empecé hace 47 años en México, no existía Taekwondo, ahora existe en todos lados, pero creo que perdió dirección, unos manipulando la disciplina de manera incorrecta y estoy preocupado por eso", dijo refiriéndose a la Federación Mexicana de Taekwondo.

Le preocupa que se trunque el desarrollo de los buenos taekwondoines. "Cuando hay misma dirección no hay problema, pero hay divisionismo, la Federación está manipulando para mal el Taekwondo".

La disciplina, los valores, la actitud ante toda situación, son fundamentos del Taekwondo, que aplicados a la vida forman hombres y mujeres de bien a la sociedad.

"De donde vienen los atletas que se tienen de alto rendimiento, es de las escuelas como la de Gómez Palacio, ellos colectan talentos, sin embargo a veces bloquean su desarrollo, ponen trabas, eso es preocupante para futuro".

Por último, reconoció la importancia del padre de familia en la formación del niño y el joven que practica taekwondo, es un pilar, tal vez el más importante.

"Los padres de familia son muy importantes para el Taekwondo, sin ellos no hay nada, apoyo de padres, dirección de los maestros y esfuerzo de los alumnos, esas tres cosas se debe tener para que se haga un buen estudiante, un buen hombre o mujer a la sociedad. Si falta cualquier pilar, se cae todo", concluyó.

JFR