Médico del Perro catalogó su muerte como accidente

El galeno, quien operó en varias ocasiones a ambos gladiadores, señaló que este lamentable hecho fue un accidente, descartando así algún tipo de negligencia de parte de los organizadores, y mala fe de parte de Rey Misterio.

Hijo del Perro Aguayo
Hijo del Perro Aguayo (AP)

GUADALAJARA, Jalisco

El médico de cabecera del Perro Aguayo y Perro Aguayo Jr, Mario García Orozco, opinó, con la anuencia de la familia Aguayo Ramírez sobre el fallecimiento del luchador, líder de los Perros del Mal.

El galeno, quien operó en varias ocasiones a ambos gladiadores, señaló que este lamentable hecho fue un accidente, descartando así algún tipo de negligencia de parte de los organizadores, y mala fe de parte de Rey Misterio.

"Hablar de negligencia es muy aventurado. Todos los que están en la lucha saben que el riesgo de muerte, y lo sufrimos con don Pedro Aguayo, es muy grande. La vida lamentablemente está llena de accidentes, imponderables que no podemos controlar, como en el futbol, en los toros y en el automovilismo.

"Sabemos los de lucha libre que las patadas que le dio Rey Misterio fueron en el hombro, segundo, cuando Pedro se recarga en las cuerdas ya estaba inconsciente o estaba en un proceso que nosotros llamamos en escala de Glasgow, que es como medimos el nivel de consciencia. En ese momento ya no tenía coordinación, no respondía a estímulos verbales, no tenía los ojos abiertos, no respondía ni siquiera al estímulo doloroso, porque se puede ver cómo su garganta está apoyada con todo su peso sobre la cuerda, eso es sumamente doloroso y asfixiante", dijo.

García Orozco considera que el traumatismo que provocó la muerte del 'Can' pudo haberse dado antes de las famosas patadas de Rey Misterio. El médico cree que este trágico episodio es muy similar al que experimentó Oro en octubre de 1993.

"Donde yo considero que pudo haber existido el trauma definitivo, fue cuando le dan unas patadas en el pecho y golpea su nuca en la lona, lamentablemente la calidad del video es muy mala porque es de un aficionado, se ve el movimiento, pero ese tipo de percance es idéntico de lo que vivió en su momento Oro, y ya sabemos en qué terminó la situación.