Holanda dominó el patinaje de velocidad en Sochi

Ocho preseas áureas se llevó la nación tulipán en el patinaje de velocidad, en el cierre de su actuación en los Olímpicos de Invierno

Holanda, mandón en patinaje de velocidad
Holanda, mandón en patinaje de velocidad (AP)

SOCHI, Rusia

El equipo de Holanda se confirmó una vez más como la mayor potencia del patinaje de velocidad al cerrar su participación en los Juegos Olímpicos de Sochi 2014 con un total de ocho medallas de oro, las dos últimas en las dos carreras de persecución.

Holanda suma en Sochi 24 medallas totales, 23 de ellas en este deporte, que domina con mano de hierro. En el Adler Arena ganó ocho medallas de oro, siete de plata y ocho de bronce.

Los dos últimos títulos llegaron en las carreras de persecución masculina y femenina, en ambos casos con dos nuevos récords olímpicos.

En la carrera masculina, Holanda, con un equipo formado por Jan Blokhuijsen, Sven Kramer y Koen Verweij, ganó en un tiempo récord de 3:37.71, por delante Corea del Sur (3:40.85) y Polonia (3:41.94).

Marrit Leenstra, Jorien Ter Mors, Lotte van Beek e Ireen Wust, que hoy firmo su quinto metal en Sochi- integraron el equipo holandés que se impuso en la persecución femenina con un registro, nuevo récord olímpico, de 2:58.05. Superó a Polonia (3:05.55) y Rusia (2:59.73).