Mariana Avitia, de regreso a la selección de tiro con arco

La arquera lleva un año fuera de la selección nacional y ahora que México cuenta con las plazas olímpicas en la rama femenil, la regiomontana regresó para intentar quedarse con una de ellas 

Mariana Avitia, selección femenil de Tiro con Arco
Mariana Avitia, selección femenil de Tiro con Arco (Mexsport)

Ciudad de México

Después de estar prácticamente un año fuera de la selección nacional de tiro con arco, que le hizo no tener presencia en las dos primeras competencias del ciclo olímpico (Centroamericanos y Panamericanos), Mariana Avitia quiere retomar el camino y la puntería para conseguir una de las plazas olímpicas que existen para México en este deporte.

En el pasado Campeonato Mundial celebrado en Dinamarca, las arqueras Aída Román, Karla Hinojosa y Alejandra Valencia obtuvieron las plazas para el país, tres en individuales y una por equipo. Ahora Avitia desea recuperar su lugar en el conjunto nacional y poder asistir a su tercera justa olímpica.

Mariana obtuvo bronce en Londres 2012 y ahora llega sabiendo que no será nada fácil volver al seleccionado nacional, y por consiguiente, quedarse con una de las plazas.

Román y Valencia han mostrado consistencia durante todo el ciclo olímpico; mientras que la nueva integrante, Karla Hinojosa, no ha a­ojado su paso desde que llegó a la mayor luego de representar a México en los Panamericanos donde consiguió plata en equipo y bronce en individual.

Este año, la regiomontana solo asistió a tres eventos internacionales, dos por su cuenta (la Copa Arizona y el Grand Prix Mexicano), y el tercero como seleccionada universitaria (la Universiada Mundial de Gwangju, Corea del Sur). Tras perderse la mayor parte del cicloolímpico, la arquera ha dejado de ser becaria del fideicomiso CIMA.

"Sé que hay nuevos talentos en la selección nacional, pero aun así quiero y estoy lista para buscar mi lugar"


¿Por qué Mariana Avitia se ha perdido un poco de los reflectores?

No entré en la selección nacional desde los Juegos Centroamericanos y Panamericanos, pero no fue porque me quisiera dedicar al 100 por ciento a la escuela, simplemente no tiré bien en los procesos selectivos para quedar dentro del grupo e ir a esos eventos. A pesar de estar fuera de ese proceso, me he mantenido entrenando en una sola sesión por día para poder mantener bien mi técnica y no bajar mi nivel competitivo. No he tenido tantas competencias en este año, pero en mi preparación he hecho controles para no perder ritmo y me siento bien con ello.

¿Qué tan difícil será regresar a la selección nacional después de que hay nuevas arqueras que han mostrado el nivel para estar ahí, como es el caso de Karla Hinojosa?

Yo simplemente tengo que hacer mi parte en el selectivo de noviembre para lograr mi lugar en la preselección y solo preocuparme de cómo voy a tirar y no por lo que hacen las demás. Sé que hay un buen nivel, pero eso no será la causa de que pueda bajar mi rendimiento, simplemente haré lo que ya sé y debo llegar con muy buena actitud y motivación que es lo que he tenido últimamente. Mi objetivo es claro: regresar a unos Juegos Olímpicos. Aunque sé que es difícil el proceso, porque yo no estuve en los dos primeros eventos del ciclo olímpico, sé que tampoco es imposible, así que puedo llegar más lejos y obviamente será con dedicación y disciplina, puntos importantes que hacen a un atleta fuerte en cada meta que se propone.

Las plazas olímpicas ya se tienen, ¿ahora te toca demostrar que eres una de las indicadas para asistir a Brasil 2016?

Es bueno que hayan conseguido las plazas en el Mundial y esperemos que respeten el proceso, que se hagan bien las cosas. Ya sabemos quienes ganaron esos boletos, pero tengo entendido que todo eso que se logró va a ser para el país. Falta menos de un año para Brasil 2016 y obviamente se hacen estos selectivos para saber quiénes son los que van a la justa olímpica. Este año no he tenido mucho fogueo internacional, pero estoy lista para dar lo mejor de mí y hacer lo que me gusta. En este 2015 tuve la oportunidad de asistir a la Universiada Mundial y fue una experiencia muy padre ya que a pesar de no haber tenido el fogueo necesario, no me fue muy mal. Regresar a un evento internacional fue muy importante para mí y me sirvió para continuar con esa confianza de que puedo seguir haciendo bien las cosas.