María Fernanda González: la reina solitaria

La nadadora Fernanda González, con cinco medallas de oro, bien puede ser postulada como la reina de la delegación mexicana en Veracruz 2014

Veracruz

María Fernanda González concluyó su participación en los Juegos Centroamericanos y del Caribe con cinco preseas doradas, siendo la mejor nadadora que tuvo México. Respecto a su actuación en esta misma justa hace cuatro años, en Mayagüez, Puerto Rico, la atleta de 26 años originaria del Distrito Federal, manifestó un crecimiento notable.

De las cinco medallas doradas tres fueron en pruebas individuales (los 50, 100 y 200 metros dorso), las otros dos las obtuvo en los relevos 4x100 Libre y 4x100 Combinado Individual. Además, ganó una medalla de plata en los 200 metros Combinado Individual.

En el 2010 obtuvo las mismas seis medallas, pero solo dos fueron de oro, completando el registro con dos de plata y dos de bronce. En el 2006 en Cartagena, año de su debut en Centroamericanos, se quedó con tres medallas: dos oros y una plata.

Fernanda cuenta también con tres medallas de bronce en los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y dos participaciones, donde no ha ido más allá de la ronda preliminar, en los Juegos Olímpicos de 2008 y 2012.

Además del éxito incuestionable logrado en la alberca del Complejo Leyes de Reforma, Fernanda suma una serie de puntos que la vuelven mucho más mediática que otras deportistas de su generación. La presencia que mantiene en redes sociales le ha generado miles de seguidores y, pese a que le gusta mantener el bajo perfil a lo que ayuda el hecho de que reside en Estados Unidos, los medios la tienen entre sus preferidas.

Desgraciadamente, el avance logrado por la afiliada a la Acuática Nelson Vargas que lleva año y medio entrenando en Miami bajo la dirección de Gregg Troy, no es el que en su conjunto puede presumir la Federación Mexicana de Natación, que preside desde el 2009 Kiril Todorov.

Fuera de Fernanda y de Melissa Rodríguez (ganadora de dos oros en pruebas individuales y uno más en relevos), los resultados obtenidos no pueden ser catalogados como alentadores.

De las 36 pruebas de natación que se llevaron a cabo en Veracruz

2014, la delegación mexicana se metió en 21 en el podio, cosechando siete medallas de oro, ocho de plata y nueve de bronce. Un total de 24 preseas.

De esas 24 medallas, 17 fueron obtenidas por las mujeres, cumpliendo con la tendencia de los últimos años en las representaciones deportivas del país, cuyos lo-gros provienen en su mayoría del género femenino.

Se debe resaltar que ni Fernanda ni ningún otro u otra de sus compañeros, pese a haber roto registros centroamericanos, rompieron en Veracruz 2014 algún récord mexicano.

Pero a diferencia de la clara evolución de Fernanda, los resultados de la natación mexicana en Centroamericanos no mejoraron y sí se ilustra un franco declive.

En Mayagüez 2010 se ganaron 38 medallas: seis de oro, 19 de plata y 13 de bronce. En Cartagena 2006 también fueron 38 preseas totales: 15 de oro, 15 de plata y ocho de bronce. En San Salvador 2002 se obtuvieron 35 en total: 15 de oro, 13 de plata y 7 de bronce.

Si en los juegos regionales más accesibles, la natación mexicana no pinta, lo hace mucho menos en los Juegos Panamericanos u Olímpicos. De cara al Campeonato Mundial de Natación que se llevará a cabo en el 2017 en Guadalajara, nada indica que esta situación a la baja se podrá revertir.

5 PUNTOS DE NELSON VARGAS

  1. Lo grave de todo esto es que se nos está yendo Venezuela. Además Colombia viene trabajando muy bien, ganando cada vez más medallas. La situación es preocupante. Parecía que se mejoraba tras lo hecho en 2002 y 2006, pero no.
  2. Uno de los principales problemas es que no hay planeación. Mientras en la federación no tengan un director técnico, una persona que les inspire un liderazgo, no se van a tener buenos resultados. No existe ese personaje que unifique.
  3. Los nadadores tienen el apoyo suficiente para viajar por todo el mundo, incluidos los juveniles. Siempre tienen viajes, pero no queda claro para qué. Eso es lo peor que puede pasar, porque se gasta mucho dinero y no sirve para nada.
  4. Para el ciclo que empieza debemos sentarnos los involucrados y primero que nada revisar el calendario y ver qué es lo que conviene más. Por ejemplo, si vemos que nos funcionan los relevos, enfoquémonos en eso para los Panamericanos.
  5. Hay manera de arreglar esto, pero los dirigentes de la federación deben entender que ellos están para lo administrativo, no pueden dirigir lo técnico. Deben hacer y apoyar lo que los entrenadores decidan.