Marchistas con tiempos distantes

Los marchistas mexicanos lograron resultados engañosos en la Copa del Mundo; sus marcas se quedan cortas 

Marchistas mexicanos en el Mundial de Marcha
Marchistas mexicanos en el Mundial de Marcha (CONADE)

Ciudad de México

La pasada Copa del Mundo de marcha que se realizó en Taicang, China, donde Omar Segura fue octavo en los 20 kilómetros y Omar Zepeda séptimo en los 50, sirvió a la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA) para conocer el nivel de la caminata nacional.

El parámetro de las marcas es la mejor manera para que la FMAA se dé cuenta de si la marcha está avanzando o se mantiene estancada. Con los tiempos de China, los mexicanos de 20 kilómetros están a dos minutos del podio mundial, los de 50 a ocho minutos y los 20 femenil a tres. "Poner orden tiene que traer algunas sacudidas y esta es la realidad de la marcha mexicana, no tenemos para campeones mundiales u olímpicos y tenemos que trabajar mucho si los queremos tener", aseguró Antonio Lozano, presidente de la FMAA.

"Sabíamos que el resultado no era el óptimo, ya que (Omar) Segura, por ejemplo, obtuvo una buena marca, pero mejorar no basta porque la caminata tiene ya bastante tiempo que está mal; en tanto, Omar Zepeda superó su marca personal casi un minuto, pero no alcanza para medalla, mientras que Guadalupe González en los 20 femenil realizó un buen tiempo pero lejos del podio", agregó.

En Taicang, Omar Segura realizó un tiempo de 1:20:03 horas para quedarse con el octavo sitio en la competencia en la cual el ucraniano Ruslan Dmytrenko se llevó el primer sitio con 1:18:37.

Así que para aspirar al podio se debe bajar el tiempo de 1:20 y el último en lograrlo fue Éder Sánchez en el Mundial de Berlín 2009, cuando consiguió el bronce con 1:19:22 horas.

En los 50 kilómetros, Zepeda realizó un tiempo de 3:47:35 horas, mientras el ruso Mikhail Ryzhov demostró que para estar en el podio se debe bajar de los 3:40, al tener registro de 3:39:05.

En los 20 kilómetros de la rama femenil Guadalupe González se ubicó en el sitio 16 con un cronómetro de 1:28:48 horas, lejos del primer lugar, que fue para la rusa Anisya Kirdyapkina, quien registró 1:26:31, en una categoría más cerrado en cuanto a marcas.

"Teníamos mucho tiempo sin que un atleta caminara al ritmo de Éder Sánchez, pero todavía no nos alcanza para medallas y para que haya buenos tiempos depende de la calidad del atleta y que haya un plan estructurado. Además, debe haber apoyos suficientes para que se puedan llevar a cabo, obviamente no puedes apoyar un sueño sin un proyecto. Vamos a tratar de ver cómo respaldar a los atletas y dentro de un programa nacional y no individual, ya que hay más de eso en los planes que tenemos", explicó el federativo.

La Copa del Mundo fue el primer parámetro para la FMAA con su nuevo proyecto nacional, mediante el cual buscaba unificar la marcha mexicana y ahora, pasado el evento, hará las modificaciones pertinentes porque varios atletas no cumplieron con las expectativas en el evento.

"Queremos ver el informe de los entrenadores, aunque quiero dejar claro que no es para castigar, sino para corregir el programa. Tadeo Vega y Yanelli Caballero no dieron las marcas que se esperaban y tendremos que ver qué pasó con ellos", dijo el coordinador de la marcha mexicana, José Alvarado.

Para dar buenas marcas en las competencias, Alvarado mencionó que debe haber un trabajo en conjunto dentro de los entrenamientos y competencias.

"Se busca que los marchistas no estén dispersos o en grupos porque no hay recursos para darles a todos, entonces si hay una selección las atenciones serán mejores por parte de las autoridades deportivas", explicó el encargado del plan.

"En China hubo tres atletas que mejoraron su marca personal, pero se sigue buscando que entrenen en grupo para que todos vayan por un mismo camino en el entrenamiento y que en competencia se ayuden, ya que así lo hacen muchos países que forman un grupo y en los últimos kilómetros, ya cada atleta va por su resultado personal", explicó Alvarado.