Marc Márquez, el campeón más joven del MotoGP

Hace un año, el piloto español Marc Márquez (Honda) se coronaba campeón de Moto2 en el circuito de Cheste, Valencia; este domingo de nueva cuenta esa pista lo vio alzarse con un nuevo título pero el hasta ahora más importante de su carrera; el de MotoGP tras conseguir el tercer puesto de la última fecha del calendario y superar en la lucha anual a su compatriota Jorge Lorenzo (Yamaha).

 

Con solo 20 años de edad, el novato de la casa alada selló un año de éxitos en que solo en dos carreras (Australia e Italia) quedó fuera del podio para convertirse en el monarca más joven de la historia del MotoGP. Más aún, respondió a las expectativas de los directivos de Dorna, empresa gestora de la serie, quienes junto con la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) cambiaron la reglamentación para que un competidor nuevo pudiera competir desde su primer año con un equipo oficial y no hacer el paso obligado por las escuadras satélite.

 

En total, Márquez logró 16 podios en el año, entre ellas seis victorias, cuatro de estas de forma consecutiva. Así, se une a lista de campeones españoles junto a Jorge Lorenzo o Alex Crivillé en la máxima serie de motociclismo, siendo el más joven de ellos en conseguir este logro.
 
Honda planteó una estrategia clara para el Gran Premio de Valencia. Dani Pedrosa, co-equipero de Márquez sería el encargado de atacar a Jorge Lorenzo si el campeonato se encontraba en riesgo, mientras Marc resistiría en la posición necesaria para asegurar la corona. El originario de Sabadell cumplió con su función y al ver como Lorenzo tomaba el liderato en el primer giro inició una serie de ataques que llevaron a un cambio en el primer puesto de forma constante durante las primeras 10 vueltas de competencia.

 

Por su parte, Jorge Lorenzo, integrante del equipo Yamaha, obtuvo la victoria pero insuficiente para revertir la situación. El mallorquín cede así la corona tras haberla obtenido en el 2012, su segunda dentro de MotoGP.

 

Dani Pedrosa, quien por años ha competido con Honda buscando la oportunidad de ser campeón y a quien las caídas y lesiones lo han mermado de su deseo, quedó en el segundo sitio de la última prueba, pero a la vez, él parece saber que su objetivo de ser monarca mundial no será sencillo de cumplir con la llegada de Marc Márquez. En una analogía, Honda encontró en Márquez lo que Red Bull en Sebastian Vettel, a su niño pródigo.