Maratón Lala, la competencia que identifica a una región

En 1989, la más importante empresa lechera de la región optó por organizar una justa deportiva donde participara la mayor cantidad de personas posible, motivara a ejercitarse y generara identidad.

Los corredores utilizaron estrategias parecidas a las que se utilizan en Juegos Olímpicos, donde el objetivo es ganar sin importar el tiempo.
Actualmente se tiene como registro límite cinco mil atletas. (Miguel Ángel González )

Torreón, Coahuila

Muy frescos están en la memoria de Don Ramón Iriarte Maisterrena los recuerdos de aquellos días de 1989, cuando se hacían los preparativos para llevar a cabo la primera edición del maratón organizado por Grupo Lala.

Un reto que parecía sencillo ante la poca cantidad de competencias que se realizaban en la Comarca Lagunera por aquel final de década ochentera, pero con un gran reto por delante, sin saber qué tan lejos iba a llegar esta competencia ni la magnitud que habría de adquirir con el paso de los años.

Como parte del compromiso hacia la comunidad, fue que nació la inquietud de organizar una actividad deportiva que, además de invitar a la población a hacer ejercicio y generar un gusto por el deporte, le diera identidad a la tierra que vio nacer al grupo lechero más grande de México.


En los años previos a la primera edición del maratón, Don Ramón se acercó a un gran amigo, Germán González Navarro, para discutir la viabilidad de llevar a cabo una competencia de 42 kilómetros, entre los dos comenzaron a idear la manera de elaborar una ruta que abarcara tanto como fuera posible a las ciudades hermanas, es por eso que se pensó en hacerla de Torreón a Matamoros, Coahuila, en ida y vuelta.

También se pensó en San Pedro, sólo que para hacer la competencia auténticamente lagunera, había que incluir a parte del territorio de Durango. Don Ramón recuerda que después de analizar profundamente se trazó la ruta que incluyó a Gómez Palacio, Lerdo y Torreón.

La salida desde las instalaciones de Lala en el Parque Industrial Lagunero, la inclusión del centro de Lerdo y la meta en el Bosque Venustiano Carranza, que por años ha sido el punto de reunión de quienes gustan hacer ejercicio, de quienes se entrenan para carreras.

"Me siento muy contento por todo lo que ha progresado el Maratón Lala, ya son 28 ediciones, nunca pensamos que fuera a integrarse tanto a la comunidad, pero sobre todo la magnitud que ha alcanzado a nivel nacional e internacional".


"Recuerdo que antes de realizar la primera edición, se nos acercaban muchas personas a solicitar a la empresa apoyo para realizar torneos de tenis, competencias de equitación, bolichistas, tenistas y golfistas que iban a jugar al extranjero".

"Nos requerían importantes sumas de dinero para sufragar sus gastos, siendo tales deportistas gente con capacidad económica para cumplir a cabalidad con todos sus compromisos", dijo.

"Nos dimos cuenta que lo mejor era realizar algo para todas las personas, con capacidad económica o no, donde no se requiriera de una importante inversión para poder tomar parte. Vimos en el atletismo el camino adecuado para canalizar ese apoyo, una disciplina interesante para cultivar entre los jóvenes laguneros el gusto por el deporte, por la activación física".

"Cuando nosotros vimos el Maratón de la Ciudad de México sentimos que era lo que necesitábamos, estaba acorde con la empresa Lala, que es un producto saludable y encajaba perfectamente en el proyecto de un deporte saludable, además de popular".


"Cualquiera con unos tenis, con unos calzoncillos y un corazón grande, porque es un evento de esfuerzo, disciplina y tenacidad, consideramos que era lo apropiado para La Laguna", resaltó.

Una anécdota que tiene muy presente Iriarte Maisterrena fue de aquella ocasión, cuando acompañado por Germán González, recogieron las opiniones de corredores en el Bosque, uno de ellos les dijo que era una gran idea, pero que no fueran a invitar a corredores foráneos, porque les iban a ganar.

Sin embargo, el objetivo era tener un crecimiento y generar competencia, por eso se abrió la convocatoria a todo público desde la primera edición en 1989. Hace 30 años no había eventos de carreras atléticas cada domingo como es prácticamente ahora, sólo se celebraba alguna esporádicamente, no había mayor trascendencia ni organización.

"Acordamos realizar esta actividad año con año para la misma fecha, inicialmente el maratón se realizaba en el mes de abril, pero por petición de los propios corredores se recorrió a marzo, para evitar temperaturas altas que para esa época se siente en la región, ya que el enemigo número uno de los maratones es el calor y la humedad. En marzo el clima es más fresco".

Señala que el Maratón de la Ciudad de México tiene mucho más participación, pero tiene sus altibajos, ya que al organizarlo el gobierno, hay administraciones que lo apoyan y otras no.


"Afortunadamente aquí, la gente que ha estado al frente de Lala, todos y cada uno le han dado mayor impulso. Para ser honestos, este maratón es el mejor de todo el país, eso lo refleja el reconocimiento que recibió recientemente en Grecia, por ser el primero en Latinoamérica con más sentido social gracias a la incorporación del Club Rotario".

"Estoy orgulloso de este evento que es un ícono junto con Santos Laguna en el futbol, son eventos que identifican a la Comarca y son un ejemplo para la comunidad, donde convergen familias enteras".

Ahora, a punto de celebrar 28 ediciones, Don Ramón Iriarte se muestra contento con lo que pudo propiciar, sin llegar a pensar en aquel tiempo que llegaría tan lejos la prueba de 42 kilómetros y 195 metros.

"Nos da gusto que desde el 24 de noviembre se hayan agotado las inscripciones para esta edición, desafortunadamente para los corredores laguneros hubo pocos espacios, hicieron confianza y eso lo aprovecharon los corredores foráneos. Por eso queremos establecer una mecánica para asegurar que más gente de casa pueda participar", dijo.