La Laguna vive la fiesta del Maratón

La gente que no corre también juega un papel importante en esta fiesta, pues con aplaudidores, pancartas y gritos, alientan a los atletas en cada tramo del trayecto, para que lleguen a la meta.

El color del Maratón internacional Lala 2016 en Torreón.
El color del Maratón internacional Lala 2016 en Torreón. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Definitivamente el público juega un papel importante en esta fiesta lagunera llamada Maratón Internacional Lala.

Los corredores son alentados todo el trayecto por miles de espectadores que a su modo, animaron, lanzaron porras y palabras de apoyo.

Siguiendo el mismo ritual de un corredor, el espectador lagunero también puso su esfuerzo en esta fiesta.

Desde un día antes al el irse a dormir temprano, pues el maratón así lo exige ya que inicia desde pasadas las 6 de la mañana.

Desde Lerdo, pasando por Gómez Palacio y terminando en Torreón, estos singulares grupos fueron la delicia de corredores y público en general.

Preparar lo que va a llevar puesto, cargar con la matraca, con los paños y aplaudidores, con los hijos y algunos hasta con las mascotas.

El traslado al punto de su elección y el soportar estar parado por más de dos horas, es por eso que a toda es gente se le debe hacer un digno reconocimiento.

Y qué decir de los grupos de animación, que si bien se juegan un premio, son importantes dentro del festejo, su color y originales prendas hacen lucir aún más el evento.

Otros menos reconocidos en esta fiesta son los elementos de seguridad, la policía municipal y los agentes de vialidad de las tres ciudades, sobre todo los de Torreón, quienes salvaguardaron la integridad física de los corredores y se encargaron de guardar el orden en cada sector por donde el contingente pasó.

Como en cada año las gradas montadas en la meta en el Bosque Venustiano Carranza, lucieron llenas a más no poder, por un lado público en general, por el otro, personalidades deportivas y otras del ambiente político también participaron y disfrutaron de esta celebración lagunera.

El próximo año el reto para el comité organizador será bárbaro, pues superar lo visto este domingo, será difícil. Pero el mayor de los retos viene cada año.