Buen ganado de Jorge María

El zacatecano Ángel Espinoza Platerito tuvo una buena actuación en la Ciudad de México ya que banderilleó con mucha voluntad y conexión al público 

El banderillero Manuel Gutiérrez en la corrida de Guanajuato
El banderillero Manuel Gutiérrez en la corrida de Guanajuato (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

Propiedad de los Empresarios de esta plaza: Alemán y Herrerías que pastan en San Miguel Allende, Guanajuato. Desafortunadamente los novilleros no estuvieron a la altura.

2a novillada de temporada 2015. Tarde terrosa que inició nublada con presagió de lluvia. Transcurrió soleada. Baja entrada aunque con buen ambiente.

1o bueno y noble. 2o otro noble. 3o descoordinado al andar. 4o manso, soso se quedaba corto. 5o repetitivo 6o. Bueno que iba de largo. Tuvo alguna petición de indulto. Los picadores tuvieron una tarde difícil  a excepción de Cesar Morales.

El capitalino Mirafuentes de Anda desaprovechó un novillo que debió haberse ido sin orejas al destazadero. Estuvo muy desconfiado de muleta y fatal con el acero. Escuchó un aviso. Con su segundo, un manso descastado, le dio por pegar pases sin ton ni son y aburrió a la escasa concurrencia. Muchos de ellos, partidarios. Otra vez muy mal con las espadas.

El zacatecano Ángel Espinoza Platerito banderilleó con mucha voluntad y conexión al público. De muleta pudo lucirse ante un novillo alegre y repetitivo. Su faena se vino a menos por su falta de sitio aunado a sus dificultades para matar. Saludó en el tercio. Entre el 2o y 3o hubo un incidente en el tendido de sombra cuando un hombre sufrió un desmayo y rápidamente actuaron los paramédicos. Con su segundo invitó a banderillear a Manuel Gutiérrez ganando el quite Platerito. De muleta no logró acomodarse a pesar de que el novillo se dejaba meter mano y poco pudo para los pies. Faena entre altibajos. Mató con dificultades y se retiró entre división.

El hidrocálido Manuel Gutiérrez lució sitio y afición en su debut capitalino. Su primero fue poco propicio para los de a pie. Lo banderilleó con voluntad y de muleta le hizo lo mas toreramente posible, sin embargo su faena se fue a menos al exigirle al toro lo que no podía dar. Falló con los aceros y se retiró ente división. Con el que cerró plaza, Miguel correspondió el brindis a Platerito y esta vez fue él quien se llevó el gato al agua. De muleta se mostró con mucha voluntad y logró hacer una faena poco pulcra que de inicio tuvo mucha comunicación al tendido. Posteriormente terminó por perder la brújula y el camino debido a sus desafortunadas inconsistencias, la gente se le volteo y Manuel se retiro entre división.