Merecida oreja a Escribano

Manuel Escribano mostró el buen rodaje que tiene ante la cara del toro.  Fabián Barba apunta para más y Víctor Mora bajó un peldaño. Ganado variado en comportamiento de La Punta

Manuel Escribano, torero
Manuel Escribano, torero (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

10ª de temporada. Monumental Plaza de Toros México. Escasa entrada en preciosa tarde apacible y templada

Juego del Ganado. 5 toros de la Punta criados en Jalisco por los hermanos Vaca y socios; 1 más también de Jalisco de San Mateo lidiado en 2° lugar. 1° bueno y noble 2° se San Mateo que se entregó 3° nunca entendido 4° incierto 5° con movilidad y nobleza 6° deslucido.

Abrió plaza el sevillano de Gerena, Manuel Escribano nuevo en esta plaza confirmando con "Cielo" #71 de escaso trapío. Banderilleó a su toro de alternativa. Logró meritoria faena por ambos lados que no caló tan hondo a los y tendidos por el escaso trapío del toro. Mató de pinchazo y entera desprendida. Escuchó un aviso.

En el quinto, Escribano se vio voluntarioso y entregado con capa y banderillas. De muleta se jugó el pellejo y sin pensar en el cuerpo se abandonó y logro pegar buenos muletazos. Este matador si acertó en su primer intento y cortó una merecida oreja.

El padrino hidrocálido Fabián Barba le tocó lidiar al remiendo de San Mateo que se quedó en el corral el jueves pasado. Mucha voluntad en la faena pulcra de Fabián que logró ligar muletazos muy puros al dejar los pies quietos y plantados destacando su valor. Pinchó y tuvo que conformarse con saludar en el tercio. Tomando su turno, Barba salió a todas con su capote mostrándose nuevamente con mucho valor y mérito. Brindo al palco de ganadero. Se dispuso a jugarse la vida con su toro. Fue empitonado en la entrepierna y aún así se quedó en el ruedo. La faena bajó un poco de nivel y Fabián mató de una entera en buen sitio efectiva. Nutrida petición de oreja que el discreto Juez no concedió. Se conformó con nutrida vuelta al ruedo y fuerte petición.

El también hidrocálido Víctor Mora con su primero se perdió entre tanto muletazo por su falta de sitio. Mató como pudo y se retiró entre silbatina. En el que cerró plaza, desatinadamente llamado "Juezpen" un insulto velado contra la actual autoridad, que espero no sea de los ganaderos, quienes son gente conocidamente respetable, Mora se mostró nuevamente muy inseguro de pies definiendo poco orden para estructurar una faena, Víctor no hizo más que pegar pases deshilvanados que no le llevarán a ningún puerto. Mató de tres cuartos deficientes y escucho un aviso.

Cabe resaltar la pésima actitud del público en el 5° toro donde las graderías de sol festejaban la próxima Navidad haciendo caso omiso que el torero se estaba jugando la vida en el ruedo. Qué triste es ver en ocasiones una fiesta tan desangelada.

La semana que entra veremos los legendarios toros de “De Haro” con el hispano Víctor Puerto, el tlaxcalteca José Luis Angelino y el tapatío Pepe López.