Preparado para volver a destacar

Luis Rivera puede brincar y caer sin sentir dolor en la rodilla, buena señal para su regreso a las competencias


Luis Rivera
Luis Rivera (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

Luis Rivera volvió a realizar un salto después de siete meses de no haber hecho ninguno, tras la lesión en la rodilla derecha que sufrió hace siete meses, y al dar este gran paso en el estadio Tecnológico de Monterrey, el sonorense cree que ya se encuentra a un 95 por ciento de su recuperación.

 “Logré saltar 7.43 metros con 11 pasos de carrera y me sentía como si fueran mis primeros movimientos cuando era bebé, con una emoción y una ansiedad de cómo respondería la rodilla, lo cual fue muy bueno y lo principal; más allá de la carrera, de la técnica, de despegar y que mi cuerpo no lo resintiera tanto, y esto fue lo que más me gustó en el entrenamiento”, declaró Rivera.

Por lo tanto, su plan de regresar a las competencias en abril en los Relevos de Mount Sac, California, en Estados Unidos, sigue latente, aunque en ese momento no espera obtener grandes marcas.

 “Básicamente sería como para quitarnos el polvo, volver a la pista, al carril y saltar. No sé cuánto podría alcanzar, es una incógnita, siempre cuando es tu primera competencia es difícil pensar en los ocho metros, porque es una marca complicada, pero no descarto que en mi principio de temporada pueda llegar a esa distancia. El momento serio lo comenzaría el 17 de mayo con la fecha de la Liga Diamante a realizarse en Shanghái”, explicó el deportista de 27 años.

 Rivera ya cuenta con la marca para asistir a los Juegos Panamericanos de Toronto, tras haber saltado 8.24 metros en agosto, durante el Campeonato Iberoamericano, donde consiguió el primer sitio y sufrió la lesión que lo ha mantenido fuera de competencias.

 “Ya tengo la marca y solo hay que amarrar bien mi lugar en el Campeonato Nacional que se hará en junio en Mazatlán, Sinaloa. Quiero estar al ciento por ciento en Toronto; hace cuatro años no pude clasificar y ahora quiero dejar huella”, mencionó el atleta mexicano.

Por ahora, el saltador no ha tenido problemas con reducción de becas económicas a nivel deportivo, a pesar de la inactividad de siete meses que lo ha alejado de los grandes eventos. “El año pasado, los dos compromisos fundamentales que tenía para mantener la beca de CIMA fue el Iberoamericano, donde gané, y los Juegos Centroamericanos, donde no pude ir por la lesión, así que pude cumplir con uno. Ahora, el compromiso fundamental son los Panamericanos donde buscaré dar lo mejor para mi país”, dijo.