"No me pongo límites": Luis Rivera

El mexicano Luis Rivera, medallista de bronce de salto de longitud de los pasados Mundiales de Atletismo, aseguró hoy que si un día considerara imposible mejorar sus registros, esa mañana no se levantará a entrenarse

Luis Rivera
Luis Rivera (Especial )

CIUDAD DE MÉXICO

"No me pongo límites. Si un día dudo que puedo mejorar, dejo de levantarme temprano; confío en mejorar mi registro de 8.46 metros y en estos dos años próximos puede ocurrir", dijo a Efe al atleta.

Rivera cree que para estirarse a 8.50 metros o más necesita cumplir mucho trabajo de fuerza, lo cual hará más explosivo su despegue de la tabla, además de incrementar su velocidad de impulso, que ahora es de unos 10.5 metros por segundos, y limar aspectos técnicos.

El mexicano hizo su 8.46 para ganar los Mundiales Universitarios del 2013, semanas antes de colocarse tercero en los Mundiales de Moscú; el año pasado parecía en condiciones de saltar a un nivel alto, sin embargo en su momento de mejor forma se rompió un menisco y le detectaron desgaste de cartílago.

"Ya trabajo al 90 por ciento y estoy optimista", agregó el saltador, noveno del ránking mundial del 2014 con 8.24.

Rivera aún no introduce en su preparación rutinas de saltos intensos y cuclillas con peso para no apurar el proceso de recuperación de la rodilla y espera reaparecer en abril en los relevos Mount Sac en Estados Unidos, después de lo cual competirá el 17 de mayo en la parada de Shangai de la Liga de Diamantes.

"Los dos objetivos principales de la temporada serán los Panamericanos de Toronto en julio y los Mundiales de China, en agosto y espero llegar en buena forma", aseveró el competidor, una de las principales esperanzas de México en el presente ciclo olímpico.

Luis Rivera considera que pasa por un momento de madurez deportiva y espera sacar provecho de eso para ser protagonista en la campaña 2015 y el año próximo en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, en los que buscará una medalla.

Al referirse al compromiso más cercano, la justa continental, el deportista consideró que será dura con figuras como el panameño Irving Saladino, monarca olímpico en Pekín 2008, y el brasileño Mauro Da Silva, campeón mundial de sala, entre otros.

"También hay que tomar en cuenta a los cubanos y a los estadounidenses, no tengo asegurada una medalla, debo llegar en buena forma a Toronto y ganarla allí", apuntó.

De la mano de Francisco Olivares, el medallista mundial utiliza para saltar el estilo de salgo 'colgado' que usaba el armenio Robert Emiyan, quien llegó a 8.86 metros en el año 1987, lo cual lo coloca como el cuarto mejor saltador de la historia.

Es una técnica en la que el saltador despega, adelanta la rodilla y la cadera y adopta una postura que asemeja a alguien en el aire colgado por la espalda, algo diferente al estilo tijera y media, en el cual el atleta parece caminar en el aire.

"No cambiaremos eso por ahora", concluyó Rivera