A retomar el camino

Luis Rivera no desea conservar ningún recuerdo del 2015, ya que no mostró su verdadero nivel competitivo

Luis Rivera, salto de longitud en Juegos Panamericanos
Luis Rivera, salto de longitud en Juegos Panamericanos (Mexsport)

Ciudad de México

Después de haber tenido un 2015 para el olvido, debido a que una lesión en la rodilla derecha le impidió figurar en ninguna competencia internacional, Luis Rivera espera que el siguiente año su estado físico le permita regresar a su nivel competitivo para saltar los 8.15 metros que requiere para clasificarse a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

“Me motiva saber que la parte física se está recuperando bien. Es diciembre y tengo tiempo para prepararme, en dos o tres meses más empezaría la temporada. Estoy pensando comenzar a finales de febrero, pero no estoy presionado a nada, mi entrenador y yo queremos ver cómo me siento primero y ya con base en eso, decidir”, dijo Rivera.

“Ahora la rodilla no me ha dado lata, estuvimos en terapias y rehabilitaciones y si ya de plano no me recuperaba, quería decir que la carrocería estaba muy dañada”.

Desde el Campeonato Iberoamericano que se realizó el 3 de agosto de 2014 en Brasil, donde ganó oro tras saltar 8.24 metros pero a su vez fue donde se lesionó la rodilla derecha, el sonorense no ha vuelto a tener un brinco de esa distancia.

“Desde finales de 2014 no he logrado saltar los ocho metros, entonces ahora nos piden 8.15 para clasificar a Olímpicos. Ya he saltado varias veces esa distancia y según la recuperación que he tenido, no debe haber ningún problema de hacerlo otra vez. Si no tuviera la irme convicción de que voy a dar la marca y que puedo pelear el podio, no me estaría levantando a entrenar”.

En los Panamericanos de Toronto, Rivera se quedó con el noveno lugar, pero agravó otra lesión que tenía en la pierna derecha (un desgarre), lo cual lo obligó a terminar con su temporada competitiva, dejando así de lado el Mundial de China y algunas fechas de la Liga Diamante.

 “Los Panamericanos era un evento en el que yo quería participar, era un certamen que me hacía falta y ya de perdida puedo decir que competí en una justa continental. No lo considero un error, porque cumplí un objetivo, pero viéndolo fríamente, fue un error en el sentido que complicó las lesiones que ya traía”, sentenció el sonorense.