Maratonista rusa pide que no se castigue a atletas

Lilia Shobujova, quien destapó hace un año el escándalo de sobornos a atletas rusos, aseguró que si se castigan a los acusados perderán todo 

Lilia Shobujova
Lilia Shobujova (Reuters)

MOSCÚ, Rusia

La maratonista rusa Lilia Shobujova, que destapó en 2014 el escándalo de extorsión de atletas rusos implicados en positivos, dijo hoy que no se debe castigar a los atletas sobornados, sino a los funcionarios deportivos rusos.

"Si tiene lugar una descalificación, el deportista lo pierde todo: medallas, premios y sueldo. ¿Y qué pasa con los funcionarios? Nada. ¡A quien hay que castigar es a ellos!", dijo Shobujova al diario "Sport Express".

Shobujova reconoció que no entiende la recomendación de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de impedir a los atletas rusos competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

"¿Qué tienen que ver los deportistas con todo esto? ¿Cómo se puede privar de la oportunidad de acudir a unos Juegos Olímpicos a un joven atleta que ha soñado toda la vida con esto y no ha hecho nada malo?", señaló.

Denuncia que fueron funcionarios como el presidente de la Federación Rusa de Atletismo (FRA) Valentín Balajnichev, destituido en febrero pasado, "los que vivieron de las medallas" y "se compraron después casas y coches caros".

La fondista, que ha ganado prestigiosos maratones como los de Chicago o Nueva York, acaba de regresar a las pistas tras cumplir dos años y siete meses de sanción por dopaje.

Lamenta no haber denunciado antes a los funcionarios rusos que le exigieron un soborno de 450.000 dólares para poder competir en los Juegos Olímpicos de Londres.

"Ese fue mi error. Había que haberlo contado todo, pero entonces nos callamos", señaló en relación con su decisión de denunciar esas prácticas a la televisión alemana (ARD) que desató el escándalo en diciembre de 2014.

Narra cómo, tras conocerse que tenía problemas con su pasaporte biológico antes de los Juegos Olímpicos en 2012, los funcionarios de la federación le dijeron que "para competir en Londres, había que pagar".

Después de dar a luz, los funcionarios volvieron a exigirle dinero, pero ella se negó a pagar, tras lo que Shobujova fue descalificada por consumo de sustancias prohibidas.

El presidente en funciones de la FRA, Vadim Zelenichok, adelantó a la agencia TASS que el Consejo de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) debatirá la posible descalificación del atletismo ruso el viernes en una reunión extraordinaria.

"Habrá un único tema: la participación de los atletas rusos en las competiciones internacionales y el estatus de la FRA. Desconozco el motivo de que la reunión se celebre de manera tan urgente, pero deben haber alguna razón", dijo.

Subrayó que, sea cual sea la decisión, Rusia tiene derecho a apelarla.

Precisamente, la FRA tiene hasta el viernes para presentar su informe ante la IAAF, cuyo presidente, Sebastian Coe, tachó de "alarmante" las acusaciones contra Rusia.

El ministro de Deportes, Vitali Mutkó, propuso hoy a la AMA elaborar una "hoja de ruta" para combatir el dopaje entre los atletas rusos.

Rusia teme un retorno a los tiempos cuando Estados Unidos logró que decenas de países occidentales boicotearon los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 debido a la invasión soviética de Afganistán.

La comisión independiente de la AMA acusó esta semana a Rusia de una trama que incluiría el encubrimiento de positivos, la extorsión de los atletas, el pago de sobornos y la destrucción de pruebas sobre el consumo de sustancias prohibidas.