Tres orejas con poco sabor

Abrió plaza Julián López “El Juli” quien se vio resuelto y solvente en su lote en turno.  Se le vio con sitio frente a un burel noble y dócil que logró someterlo

Julián López 'El Juli', torero
Julián López 'El Juli', torero (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

Tarde de mano a mano que nos hizo ilusionarnos que iba a haber un agarrón y terminó en un tremendo pachangón. El ganado y el Juez dieron al traste al festejo.

 

Vimos a otro “Juli” y a un “Payo” que torearon muy diferente a lo que nos  tienen acostumbrados.

 Tarde nublada sin viento que casi lleno los numerados. Ganado de Fernando de la Mora muy escaso de pitones. 1o débil y noble 2o pitado por su poca cara y debilidad 3o manso sin transmisión 4o repetidor que punteaba 5o gordinflón sin pitones ni transmisión 6o regresado por su poca presencia 6o bis salvajemente picado. Por el juego de los bichos nos da la impresión que esta ganadería no suele tentar, solo lidia los machos y las hembras las utiliza para reproducción.

Abrió plaza Julián López “El Juli” quien se vio resuelto y solvente en su lote en turno.  Se le vio con sitio frente a un burel noble y dócil que logró someterlo. Pegó varias tandas sin mover los pies.. Mató de dos pinchazos y estocada para retirarse entre ovación y saludar en el tercio. Con su segundo lo recogió suavemente con la capa y de muleta sometió más que a un toro a “Bambi” de Disney con una faena encimista del gusto popular. Tras un estoconazo de la casa, el Juez le concedió dos orejas que parecieron excesivas para la mayoría. Las arrojó al tendido tras los reclamos. Con su tercero volvió a mostrar que esta puesto y logró ligar algunas tandas donde terminó ajustándose de verdad y sin efectivismo para convencer a la mayoría. Pinchó en su primera oportunidad y en su segunda pegó otro estoconazo. El despistado Juez no supo qué hacer y negó todo premio.

Nada que llevar a casa tuvo el Queretano Octavio García “El Payo”. Fue abroncado por la poca presencia de su lote. En su primero en turno por más voluntad que le puso, hasta sufrió una voltereta. No llegó a los tendidos. Pinchó en su primer intento y se deshizo de su bicho de un espadazo infame. Se retiró en silencio. Con el cuarto lo recibió de rodillas con la muleta y saliéndose de su estilo, se perdió entre derechazos, giros e inconsistencias. Mató de entera muy delantera para cortar una oreja que supo a poco. Con el que cerró plaza “El Payo” dejó que su picador se diera vuelo con la vara aprovechándose de su condición de manera poco equitativa. Siguen los picadores sin entender que son regulados. Ellos afirman que sus patrones son los matadores y están a sus órdenes. Octavio García se enfrentó a un toro que se quedaba corto y con la espada hasta escuchó un aviso.

Salimos de la plaza cabizbajos con sed de ver algún toro bravo con pitones y toreros que sudaran el terno. Ojalá y de este lote no vengan los toros que Tomás piensa lidiar sino las cosas irán muy mal.

En la semana vendrá el primer jueves taurino a las 8:00 pm con seis matadores; y el domingo vendrá un sustituto del herido Ponce con el potosino Fermín Rivera y el hidrocálido Fermín Espinosa IV para lidiar los Bernaldo de Quirós.