"Jugaron bien, pero nosotros ganamos el mundial"

El equipo de niños triquis campeones del torneo mundial de minibásquetbol, que se realizó en Argentina, llegó esta mañana a la Ciudad de México para después regresar a Oaxaca.

Ciudad de México

El equipo triqui de la Academia de Baloncesto Indígena de Oaxaca, campeón en el IV Festival Internacional de Minibásquetbol en Argentina, llegó a la Ciudad de México procedente de Chile, para después viajar a la ciudad de Oaxaca en un vuelo de cortesía para regresar a sus comunidades.

El vuelo arribó al Aeropuerto capitalino a las 6:50 de la mañana y los campeones salieron después de las 7:30 para contar sus experiencias a los medios; en el lobby echaron porras, se tomaron fotos con los viajeros y sonrieron a cada una de las cámaras.

“Estoy muy emocionado por ir a conocer a otro lado y estar acá con los mexicanos”, dijo Melquiades, uno de los campeones, quien reconoció que sus contrincantes jugaron bien, pero al final ellos ganaron el mundial.

“Jugaron bien, pero ganamos el mundial y nos dieron reconocimientos para llevarlos a Oaxaca”, agregó.

Melquiades, Bernabé, Dylan, Germán, Abimael, Tobías, Fernando y Anselmo, de entre 8 y 11 años de edad, representaron a México en el Mundial de Argentina, realizado este fin de semana, donde participaron 20 equipos de América Latina.

Melquiades, Germán, Tobías y Bernabé jugaron descalzos porque dicen ser más rápidos sin tenis.

“Algunos juegan con tenis y algunos se acomodan más sin tenis”, explicó Melquiades.

Los ocho campeones triquis regresarán a sus comunidades de Juxtlahuaca, Suchixtlahuaca, Sierra Norte y Lázaro Cárdenas para continuar con sus actividades, pero sobre todo con sus estudios porque para estar en la Academia de Baloncesto Indígena de Oaxaca se necesita un promedio mínimo de 8.5.