Toronto se transforma

Las actuales instalaciones profesionales y universitarias serán la base de las sedes para los Juegos Panamericanos, en una ciudad que puede adaptarse rápidamente a los eventos

La CN Tower es un ícono de Toronto
La CN Tower es un ícono de Toronto (AP)

Ciudad de México

Faltan 16 días para la inauguración de los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y la ciudad comienza a despertar. Los logotipos apenas quedaron listos afuera del aeropuerto Pearson, los puentes ya tienen anuncios y la publicidad en los medios electrónicos ya invita a los aficionados a seguir las competencias.

Pero Toronto es una ciudad que cuenta con la mayor parte de la infraestructura deportiva, entre las instalaciones de las universidades y de los equipos profesionales de la zona metropolitana se cubre un alto porcentaje de las sedes necesarias. Una tendencia que establecieron los Juegos Olímpicos de Londres, que decidieron aprovechar recintos como el estadio de Wembley, el All England Club. En el caso de Canadá, el centro acuático es la inversión más grande en la historia del deporte amateur del país.

En este momento, los estadios trabajan a marchas forzadas para albergar la justa que comienza el 10 y terminará el 26 de julio.

La inauguración tendrá lugar en uno de los íconos de la ciudad, el Rogers Centre, la casa de los Azulejos de Toronto.

Otra instalación de gran importancia, es el Direct Energy Centre, el centro de convenciones más grande de Canadá, donde además del centro de prensa y el IBC, se llevarán a cabo competencias como el squash y raquetbol, donde México es favorito.

A unos cuantos kilómetros se encuentra el BMO Stadium, casa del Toronto FC de la MLS, donde se jugará el rugby siete, pero que durante el tiempo de los Juegos seguirá operando con partidos regulares del equipo y amistosos internacionales.

Para los visitantes, la forma más sencilla de transporte será el metro y las nuevas líneas exprés del aeropuerto a Union Station y con el GO Train, que llevará a los aficionados a los estadios alejados como el de Hamilton, a más de 100 kilómetros, donde se disputarán las medallas de futbol.