Juegos Olímpicos 2018 y 2020 preocupan al COI

La reducción de costos para las próximas justas olímpicas, 2018 y 2020, preocupa a las sedes organizadoras

Thomas Bach, presidente del COI
Thomas Bach, presidente del COI (Reuters)

MÓNACO, Mónaco

Los encargados de los Juegos Olímpicos en Corea del Sur y Japón podrían realizar cambios a sus planes para las sedes de las justas en 2018 y 2020 si ayudan a reducir costos y evitar elefantes blancos, dijo el sábado el presidente del COI Thomas Bach.

El dirigente señaló que, si el pleno del COI aprueba su paquete de reformas la próxima semana, los organizadores tendrán más flexibilidad para ajustar sus planes para los Juegos de Invierno de 2018 en Pyeongchang, y los de Verano en 2020 en Tokio.

Los organizadores en ambos países enfrentan contratiempos por los costos de construcción y otras presiones financieras, problemas que aparecen en la Agenda Olímpica 2020 de Bach, el paquete de reformas que será puesto a votación el lunes y martes.

"Estamos en discusiones con los respectivos comités olímpicos sobre lo que significa para ellos la Agenda Olímpica 2020", dijo Bach en una conferencia de prensa tras las reuniones del comité ejecutivo del COI. "También se pueden discutir los cambios de sedes, si ese cambio es conducente a una mayor sustentabilidad y menos gastos".

Bach dijo que dirigentes del Comité Olímpico Internacional visitarán ambos países en enero y febrero para revisar sus preparativos y contemplar posibles ajustes a raíz de las reformas.

Cho Yang-ho, presidente del comité organizador de Pyeongchang, dijo que las reformas presentarán "muchas oportunidades".

"En esta etapa varias ideas están siendo sopesadas", dijo Cho sin dar detalles. "Después de esta sesión tendremos una clara comprensión sobre la nueva flexibilidad que ofrece la Agenda 2020... y que consultaremos con el COI".

Una disputa sobre los costos de construcción ha generado preocupación sobre los Juegos Olímpicos de Pyeongchang.

Los consejos de la provincia y del condado emitieron recientemente un comunicado en conjunto en el que amenazan con renunciar a los derechos de ser sede de las Olimpiadas si el gobierno federal no se compromete a brindar más apoyo económico.

El gobierno ha ofrecido pagar la mitad de los 60 millones de dólares (66.200 millones de wones) del costo de la construcción de un nuevo estadio para las ceremonias de apertura y clausura, dijo el concejal de la provincia Gangwon, Lee Ki-chan, esta semana.

Sin embargo, agregó que Seúl debe incrementar su parte a 75% o más, pues de otra manera los Juegos de Invierno arruinarían la economía regional.

Los organizadores de Pyeongchang presentaron un reporte de avances al comité ejecutivo del COI el sábado.

"Nos dijeron que lo entregarán a tiempo y dentro del presupuesto", declaró Bach. "Al mismo tiempo, lo que es cierto para Tokio también lo es para Pyeongchang. Si la Agenda Olímpica 2020 es aprobada, empezaremos entonces con las discusiones respecto a la implementación. Esto, al igual que en Tokio, puede incluir cambios de sedes y llevar a menos capacidades en cuando a diferentes sedes".

En Japón, la preocupación por los costos hizo que los organizadores revisaran sus planes original que contemplaban que la mayoría de las sedes estuviesen localizadas en un radio de ocho kilómetros (cinco millas) alrededor de la Villa Olímpica. Las reformas podrían allanar el camino para que algunos eventos se realicen fuera de la zona céntrica.