El sol derrite a la nieve en los Juegos Invernales

Los organizadores dicen que tienen almacenada una gran cantidad de nieve que usarán en caso de que continúen las temperaturas cálidas

El sol derrite el hielo de Sochi
El sol derrite el hielo de Sochi (AP)

SOCHI, Rusia

Gastar 51 mil millones de dólares no garantiza el éxito de unos Juegos Olímpicos, ya sean de verano o de invierno. Apenas tres días de competencia en Sochi 2014 y los problemas comienzan a surgir, lo peor, que desde meses antes se habían anticipado estas complicaciones; el más preocupante de ellos por ahora son las altas temperaturas que se presentan en la zona de deportes de montaña, y es que los termómetros llegaron a marcar hasta 15 grados centígrados ayer, y se espera que el jueves lleguen hasta los 17 grados.

Algunos esquiadores se pusieron nieve en sus trajes para enfriarse un poco. Los especialistas en saltos, por su parte, a menudo caían en charcos de agua ya que la nieve se derretía.

Incluso en la cima del Krasnaya Polyana, donde tienen lugar las pruebas al aire libre, las temperaturas están por encima del punto de congelación.

"La nieve estaba bastante cálida y no me adapté bien", sostuvo la esquiadora estadunidense Stacey Cook, quien se fue de largo en una banderilla en el slalom de la súper combinada.

En el Centro de Saltos de RusSki Gorki, los organizadores suspendieron los primeros tres saltos porque las altas temperaturas estaban
derritiendo la nieve en las zonas de aterrizaje. La segunda sesión fue postergada cuando un competidor se cayó al tocar tierra, según los organizadores.

Al reanudarse la actividad, solo 38 de los 55 inscriptos hicieron saltos de práctica.

Se espera que las temperaturas de la zona de montaña sean de congelación nuevamente el martes, pero subirían otra vez el miércoles.

Los organizadores dicen que tienen almacenada una gran cantidad de nieve que usarán en caso de que continúen las temperaturas cálidas. Antes de que comenzaran los Juegos, la organización anunció que tenían almacenados 700 mil metros cúbicos de nieve para emergencias, pero
existe el temor de que las reservas no alcancen.