Sánchez logra abrir la puerta grande

Templada y certera tarde de Juan Pablo Sánchez que subió algunos peldaños en su carrera. Talavante sin ganado propicio para su toreo y funesta tarde para el olvido de Arturo Macías.

Juan Pablo Sánchez tuvo una buena actuación en la Plaza de Toros México
Juan Pablo Sánchez tuvo una buena actuación en la Plaza de Toros México (Daniela Magdaleno )

CIUDAD DE MÉXICO

13ª de Temporada. Monumental Plaza de Toros México. Aceptable entrada toros de Campo Real criados por Juan Ignacio García Gómez en San Juan del Río, Querétaro: Sin rematé y muy disparejos de presencia. 1° soso que dio juego 2° noble 3° complicado que se entregó 4° se vencía 5° soso 6° sin fijeza.

Abrió plaza el carismático hidrocálido Arturo Macías que le pone valor y entrega a sus faenas pero por más que toree en muchas plazas de provincia, no logra afinar ni pulir sus maneras. A pesar de tener carisma no acaba ser comprendido por este público. Casi al final de la lidia de su primer toro en turno que abrió plaza, le dio por hincarse en la cara del toro y fue aparatosamente revolcado, salvándose de un percance de milagro. Posteriormente perdió la cabeza, al fallar en exceso con los estoques, escuchó dos avisos y se retiró contrariado entre protestas. Con su segundo. Un toro débil y que  levantaba la cabeza al final de los muletazos, Macías se empeñó en lucir  ante un toro que no valía nada haciendo una faena eterna sin sustancia. Perdido entre la infinidad de sus muletazos. Otra vez se disipó por sus fallas con el acero, escucho otros dos avisos y se retiró entre franca protesta.

El extremeño Alejandro Talavante ante su primero supo manejar bien la muleta y logró pegar buenas series por ambos lados al tirar el estoque al piso y untarse de toro. Estuvo fatal con los aceros y perdió todo mérito y triunfo. En su segundo turno sorteó un soso que se quedaba corto y se acabó pronto.  Volvió a fallar con los aceros. Se retiró en silencio en ambas oportunidades. Es un torero que le gusta a la gente y se gusta a sí mismo, lo que le hace penetrar en el ánimo de esta sentimental Plaza.

El hidrocálido Juan Pablo Sánchez fue el que se llevó el gato al agua y se les fue por delante a los dos más veteranos del cartel. Le pudo a su primero; un complicado toro que fue muy bien picado por los montados. Juan Pablo, gracias a su entrega, decisión y temple se jugó el pellejo, aunque con una entera defectuosa, logró cortar una oreja ganada con mucho mérito. Con el que cerró plaza transmitió de menor manera a los tendidos y volvió a hacer gala de su temple. Al ver que perdía la puerta grande, se tiró a matar en todo lo alto logrando un estoconazo fulminante. El juez, un tanto presionado por los tendidos, soltó una oreja que fue protestada al dar la vuelta al ruedo. Ahora sí consiguió abrir la puerta grande de esta plaza, lo que se le estaba complicando su avance en esta extraña y difícil profesión.

El próximo viernes se anuncia una corrida nocturna con algunos toreros que triunfaron en los jueves taurinos pasados. Toros de Claudio Huerta para el Rejoneador Andrés Rosso acompañado de los Forcados Mexicanos. A pie. Alfredo Gutiérrez, Juan Fernando, Oliver Godoy, Lupita López, Gerardo Adame y Salvador López. Ojalá asista la gente a este cartel tan dispar.