Lucha por el regreso al podio

Durante el 2014, el luchador logró resultados que ahora lo marcan como la esperanza para que México vuelva a tener un papel destacado en los olímpicos 

Juan Escobar, luchador grecorromano
Juan Escobar, luchador grecorromano (Mexsport)

Ciudad de México

En los pasados siete Juegos Olímpicos nadie ha vuelto a subir al podio. Los Ángeles 1984 ha sido la única y última ocasión en que la lucha mexicana ha sobresalido en esa cita veraniega, cuando Daniel Aceves logró el bronce en el estilo grecorromano; cuatro años más tarde, los mexicanos ni siquiera se ubicaron entre los primeros 15 y luego se dio una ausencia que terminó hasta Pekín 2008.

Ahora en Juan Escobar hay una esperanza de que esta disciplina reaparezca en el panorama mundial, luego que el año pasado el regiomontano logró el octavo lugar en el Campeonato Mundial realizado en Uzbekistán, ratifi­cando el título en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Dichos resultados le dan a Escobar un aliciente para enfrentar este año clave para pensar en Río 2016, al tener enfrente los Juegos Panamericanos en Toronto (evento donde el luchador buscará mejorar el tercer lugar que logró cuatro años atrás en Guadalajara), además del Mundial de septiembre en Las Vegas, donde buscará colocarse entre los primeros seis sitios para lograr el pase a los Juegos Olímpicos en la modalidad de grecorromana.

¿Qué viene en este año para ti?

Será un año de intensa carga, ya que viene un campeonato en Bulgaria de un mes, que comienza el 1 de marzo, y después estaremos dos semanas en el Distrito Federal, donde nos prepararemos para el Campeonato Panamericano, el cual otorga las últimas plazas para los Juegos Panamericanos, ahí ya estoy clasi­ficado y solo asistiría de fogueo. Tenemos otra gira en Europa en mayo, regresamos en junio para Canadá y en julio sería la justa panamericana, después vendría otra preparación en Rusia previo al Campeonato Mundial de Las Vegas en septiembre, el cual será clasifi­catorio para los Olímpicos.

¿Es la primera vez que buscarías llegar a Juegos Olímpicos?

Ya es la segunda vez que buscó la clasificación olímpica, pero en esta ocasión me siento mejor preparado. La primera ocasión había mucha inmadurez deportiva con respecto a lo competitivo porque no viajábamos tanto y ahora las cosas han respondido mejor. En el Mundial se clasifi­carán los primeros seis de cada categoría y me siento con grandes posibilidades de ya conseguirlo, porque el año pasado logré el octavo puesto. En caso contrario, el pase se conseguiría en el Campeonato Panamericano de 2016, donde oro y plata entran directamente, y si no, hay dos Preolímpicos mundiales más para los atletas que no han califi­cado.

Tras tus resultados recientes, ¿sientes que es el momento de llegar a la magna justa?

Este es mi momento y siento que si se me dan estos Olímpicos tal vez pueda llegar a los siguientes con mayor experiencia y mejor nivel competitivo. Todo parte de cali­ficar primero a Juegos Olímpicos y obtener el mejor resultado, y si consigo medalla, me retiro. En caso contrario buscaré otro ciclo olímpico. Después de muchos años de que la lucha desapareció del mapa, ahorita siento que da para mucho y soy uno de los primeros luchadores que está buscando un pase directo a Juegos Olímpicos en un Mundial.

¿Eres consciente de que el camino se complicará en este año y lo que viene no serán unos Centroamericanos?

Obviamente, van subiendo de nivel los Panamericanos y los Olímpicos, pero para ser sinceros creo que la competencia más dura en la lucha es un Campeonato del Mundo. Ahí asisten más de 40 luchadores, mientras en Juegos Olímpicos solo son 20 y si no tienes el entrenamiento de aguantar tres combates ya para el cuarto, aunque vayas con el más malo del mundo puedes perder. Creo que estamos preparados para eso y no solo para buscar un pase para Juegos Olímpicos sino obtener un buen lugar en esa justa.