Adame y Payo, a hombros en la nocturna de Santa María

Noche que inició agradable y transcurrió entre pertinaz lluvia. Media entrada con mucho ambiente. Corrida donde quedó en evidencia la clase del Payo y el populismo de Joselito Adame

Joselito Adame durante una corrida
Joselito Adame durante una corrida (Especial)

QUERÉTARO

Plaza de toros Sta. María de Querétaro. Corrida nocturna extraordinaria. El empresario y recientemente nombrado apoderado de “El Payo” Pablo Álvarez “Palillo” ofreció un interesante cartel.

Mano a mano de Octavio García “El Payo” y Joselito. Por delante el rejoneador Antonio Zendejas.

Noche que inició agradable y transcurrió entre pertinaz lluvia. Media entrada con mucho ambiente. Corrida donde quedó en evidencia la clase del Payo y el populismo de Joselito Adame.

Juego de los toros. 1o de rejones, manso y  de escasa presencia de Julián Hamdan y 6 toros de La Joya criado por José González Dorantes: 1o duramente castigado 2o bueno y repetitivo. Se lastimó en banderillas 3o noble y bueno 4o se quedaba corto 5o noble que recibió arrastre lento 6o se quedó parado.

Un toro que abrió plaza con muy poca presencia de Julián Hamdan. Alejandro Zendejas estuvo rodando ante un animal muy manso que ni se enteró donde estaba. Los forcados lograron una buena pega en su segunda oportunidad. Zendejas mal pero efectivo con el acero. Se retiró en silencio y los forcados entre aplausos.

Joselito Adame hizo alarde de su populismo. Sorteó el mejor lote. En su primero permitió exceso de castigo y estuvo a merced de la debilidad de su toro que se quedaba corto. Con su segundo alborotó el cotarro pidiendo su clásica "viva Aguascalientes" que le ayudó a cortar una par de orejas excesivas. En el quinto pegó un quite por zapopinas con los pies no muy quietos y remató con farol de rodillas. Adornó el morrillo poniendo más voluntad que fortuna destacando el último par. De muleta Adame toreo con mucha comunicación y poca pulcritud. Mató de entera caída y el juez le concedió dos orejas más.

El queretano se mostró con más cabeza y dominio ante la cara de su lote en turno. Su porte y cadencia quedó en total evidencia al romper su cintura y muñecas al paso de sus muletazos, Cortó oreja en cada uno de sus toros. Octavio García El Payo mató de entera en buen sitio ante un animal que se lastimó en banderillas y supo dominarlo logrando pegar la mejor faena de la húmeda noche. Con su segundo dio la cara antes las pocas condiciones que le ofreció su astado. Con el que cerró plaza también estuvo correcto y desafortunadamente fue lesionado al final de la faena. Una oreja más para acompañar a Joselito y al hijo del ganadero en hombros. No hubo matador sobresaliente según rige el reglamento local. El juez se excedió en la concesión de trofeos.

Se anuncia otra corrida extraordinaria más el 27 de noviembre. Toros de Hamdan para Enrique Ponce, José Mari Manzanares y Fermín Espinosa Armilla IV.