José Tomás regresa por su revancha

En 2010 el torero sufrió una cornada de gravedad en el muslo derecho por parte del toro "Navegante"

José Tomás
José Tomás (Mexsport )

CIUDAD DE MÉXICO

El 24 de abril de 2010 el torero José Tomás estuvo al borde de la muerte, luego de ser cornado por el toro "Navegante" de la ganadería de José Garfias. La herida le afectó, entonces, seriamente arterías del muslo derecho.

Ese día José Tomás saltó al ruedo y esperó al toro con valentía, hizo algunos pases por la derecha, pero decidió llevar al burel por la izquierda.

De acuerdo al libro "José Tomas en Nimes", "el astado arrancó y prendió al torero, lo lanzó por los aires. José Tomás se levantó, sin verse la ropa, sin sacudirse, tomó otra vez la muleta y continuó, lo que la gente aplaudió. Pero el daño ya estaba hecho".

Esa cornada pudo costarle la vida, pero "las transfusiones y la pericia de los médicos se la salvaron. Tras ese suceso muchos apostaban a que no volvería a torear".

La recuperación fue larga, pero el 23 de julio de 2011 reapareció en el ruedo. Tardó quince meses en volver a vestirse de luces, volvió en Valencia. "Aquella tarde el torero mostró que se había repuesto a la adversidad, pero la temporada 2011 no fue fácil".

Tras volver al ruedo, medios como El País, El Mundo, ABC y La Razón lo consideraron un torero, artista, oficiante y fenómeno, único en su género: sui generis decían los clásicos.

Cinco años después el torero de Galapagar vuelve al ruedo de Aguascalientes. Así lo dieron a conocer los organizadores de la Feria de San Marcos. El 2 de mayo es la cita que se pudo dar en 2013, pero por falta de acuerdos entre el torero y el patrocinador de la Feria no se dio.

José Tomás se mantiene en excelente forma, pues desde octubre de 2014 se está preparando para dar la mejor de sus faenas ante el público mexicano.