Perdió parte de una pierna, pero no el sueño de practicar jetsurf

Lucía Cervantes, sin una extremidad inferior, participó de manera especial en el segundo campeonato de la especialidad; quiere ser triatleta

Lucía Cervantes en el evento de Jetsurf
Lucía Cervantes en el evento de Jetsurf (Rubén Guerrero Atilano)

Enviado, Cancún

En un día cualquiera, su vida cambió para siempre. Lucía Cervantes Moreno tiene 18 años y hace nueve sufrió un accidente automovilístico que le desprendió parte de la pierna izquierda (de la rodilla hacia abajo). Sin embargo, ha encontrado la fuerza y motivación suficiente en un deporte insólito, como el jetsurf, para recobrar la sonrisa y algo más.

En el marco del segundo mundial de la especialidad, Lucy dio muestra de disciplina y entereza, ante la mirada del público se subió a la tabla y permaneció por unos minutos, de pie en el mar. Para lograrlo, Cervantes se esforzó por meses para lograr esta hazaña: "Fue complicado, me ha ayudado a recuperarme anímicamente".

"La exhibición fue para recaudar fondos, para acceder a una prótesis de mi pierna; el entrenar me sirve para mantenerme ocupada y para demostrarme que sí puedo. Sé que el jetsurf es peligroso y que requiere de preparación, pero a mí me inspira para salir adelante. Soy feliz aquí".

Pero las metas de Lucía no solo se ubican en el agua, esta jovencita sueña con ir más allá, anhela que el jetsurf le de fuerza para transformar situaciones que parecían imposibles, por las circunstancias, en momentos al alcance de sus aspiracones. Ella quiere ser atleta de alto rendimiento.

"Mi meta es seguir un tiempo en el jetsurf, perfeccionarlo y luego, con la prótesis, comenzar a practicar para competir en el triatlón. Es algo que me apasiona. Este deporte es algo que me surgió de manera espontánea, como algo nuevo, como una herramienta para sentirme mejor, avanzando".

Lucía llegó al jetsurf gracias a Mark Shtern, director de la compañía en México, que conoció su historia y se conmovió al conocerla; ahora, el dirigente ha sido pieza fundamental para que Lucy avance a pasos agigantados. En él, encontró a un aliado para salir adelante.

"Mark Shtern juega un papel importante, él se acercó a mi familia para ayudarme a mí sin otro interés y hasta ahora ha sido fundamental; me alienta a creer que es posible lograr lo que se uno propone y estoy en camino a conseguirlo. Ahí vamos", concluyó.