Jesús Benito aportará años de experiencia

El entrenador español ve en México buenas posibilidades de medalla olímpica, solo hay que pulir la técnica para llegar a Río con una buena adaptación a los petos electrónicos  

Jesús Benito (verde) durante una sesión de entrenamiento en Corea
Jesús Benito (verde) durante una sesión de entrenamiento en Corea (Cortesía FMTKD )

CIUDAD DE MÉXICO

El entrenador español Jesús Benito llegó al equipo mexicano de taekwondo para implementar nuevas estrategias de combate, ahora que habrá nuevos petos electrónicos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Situación que ya ha comenzado a trabajar con los cuatro titulares (María Espinoza, Itzel Manjarrez, Saúl Gutiérrez y Carlos Navarro) para la justa olímpica dentro del campamento que realizaron en Corea el pasado marzo.

Ahora, Benito volverá a trabajar con los taekwondoínes durante la gira de preparación que los deportistas realizarán en España y Alemania, misma que servirá para evaluar lo que han trabajado y observar los detalles por mejorar. Como atleta, Jesús Benito logró dos subcampeonatos mundiales, el primero en 1979 y el segundo en 1982.

Después, como entrenador, ha estado bajo el mando de la selecciones nacionales de España en el periodo de 2004 a 2010; de Portugal, de 2002 a 2014, y de Marruecos, en 2011. Entre sus resultados destacados aparece primero el subcampeonato mundial de Brigitte Yagüe, en Madrid 2005, y el título mundial de Juan Antonio Ramos, en Pekín 2007.

¿Cuál es el nivel técnico de los cuatro taekwondoínes mexicanos que van a Río?

Creo que es un equipo muy serio y profesional, cada deportista tiene opciones de medalla optimizando al máximo sus cualidades individuales. Sin apuntar cuestiones que puedan permitir conocer demasiado a estos deportistas, diría que Itzel Manjarrez posee la cualidad de sorprender, debido al gran manejo y dominio que tiene con su esgrima en las técnicas altas. En tanto, Saúl Gutiérrez, posee una envergadura que planteará serias dificultades a sus adversarios y facilidad para puntuar arriba. Mientras que Carlos Navarro es un competidor muy completo y dotado de seguridad que logra puntuar con facilidad. Por último, María Espinosa es una taekwondoín de gran inteligencia y es la competidora más experimentada, capaz de soportar la presión de las grandes rivales, además ha desarrollado una gran capacidad de adaptación a los nuevos sistemas de competición.

¿Cómo vio al equipo mexicano de taekwondo ahora que estuvo en Corea?

Los vi muy bien en todos sus componentes, ya que tienen muy buen nivel técnico y mostraron una buena y rápida adaptación a los nuevos petos electrónicos. Durante el campamento en Corea, con el objeto de lograr una mayor familiarización en el nuevo sistema de petos electrónicos se optó por una asignación de tareas variadas y progresiva en el nivel de dificultad con la que cada deportista pudiese adaptarlas a su manera de puntuar. Aunque se realizan sesiones de grupo, el trabajo para cada taekwondoín se planteó de forma individual.

¿Qué detalles técnicos cambiará ahora con los nuevos petos electrónicos?

La principal diferencia con los petos anteriores es que nos encontramos ante petos más duros, esto lleva implícita la anulación en gran medida de los puntos fantasma y el hecho de que el taekwondoín metía puntos solo manteniendo la pierna adelantada, y ahora estos petos nuevos obligan a una pegada de mayor potencia y una colocación precisa de la pierna sobre el peto burlando la guardia del contrario; además, supone una mayor focalización del combate en acciones a la cara. Por lo tanto, estaré trabajando con ellos esos aspectos.

¿Cuál es el proceso, ver videos, realizar muchas repeticiones de patadas?

Ambas tareas son importantes en los momentos iniciales de la planificación: la visualización de videos y trabajar en las elevadas repeticiones de una acción concreta al peto para interiorizarla y mecanizarla. Estos dos aspectos van parejos, ya que es de gran importancia la simulación de sesiones recreando situaciones que se van a encontrar frente a los posibles adversarios y ver la manera de solucionar los problemas. A partir de ahí se trata de construir tareas de entrenamiento que sirvan para modelar las situaciones de combate y su resolución incrementando progresivamente el nivel de incertidumbre.

En la gira en España y Alemania ¿qué tipo de trabajo hará con ellos?

El objetivo principal es seguir sumando puntos para un posicionamiento óptimo en el sorteo de los Olímpicos al obtener puestos de cabezas de serie, pero también me ofrece la oportunidad de observar la adaptación por parte del equipo a los nuevos sistemas en combate real para su posterior análisis y derivar los ajustes necesarios a nivel individual de cada competidor. Así podremos obtener el mayor rendimiento y mejoras posibles. Después de esta gira me desplazaré a México con ellos para continuar el trabajo de una forma intensiva.