Estrategia detallada

El entrenador español, Jesús Benito, hará que los taekwondoínes mexicanos trabajen en otro tipo de recursos para sumar más puntos

Benito Jesús, entrenador de los taekwondoínes
Benito Jesús, entrenador de los taekwondoínes (Santiago Chaparro)

Querétaro

Ya faltan menos de dos meses para que se realicen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, por lo que el entrenador español, Jesús Benito, en este tiempo estará implementando estrategias de combate de acuerdo a los rivales que se podrían encontrar en el camino los cuatro taekwondoínes mexicanos (María Espinoza, Itzel Manjarrez, Carlos Navarro y Saúl Gutiérrez) que van a Brasil.

“Ahora el objetivo es hacer un trabajo muy especializado con los petos electrónicos y una vez que ya acabemos con este evento continental y el Open ya se sabrán los adversarios que tendremos para Río, y ya con ello haremos un entrenamiento específico sobre el tipo de recurso que utilizan los adversarios para anularlos y poder así sumar puntos”, declaró Benito.

El español indicó que también checará los errores que tienen cada uno de los taekwondoínes que van a la magna justa para que en el combate busquen otro recurso y sumar puntos.

“Hay quienes solo pueden girar con una pierna y por ello hay que buscar otro recurso y en función de los adversarios que vamos a tener. El deporte no es un tema cerrado, ves una situación táctica de un competidor determinado y encuentras distintas soluciones y dentro de ello siempre tiene que ver como mejor se puede adaptar, a uno le puede venir un giro o a otro el puño por cuestión de seguridad, la acción que hay en cada ataque siempre hay una respuesta para poder contrarrestar y viceversa”, explicó el entrenador.

Benito mencionó que los deportistas se han estado acoplando a los nuevos petos electrónicos, los cuales ahora requieren mayor fuerza para lograr los puntos.

“Cada uno en base a sus características ha ido acoplándose al tema de los petos y el que tiene más envergadura tiene la patada más adelantada, el que es 3explosivo ahora es más rápido ya que se trabaja con otro tipo de recursos. Se trabajará con ellos cuatro y los sparrings porque estos te pueden ayudar en ciertas circunstancias pero necesitas un grupo de trabajo más amplio, te ayudan a preparar la estrategia con otros adversarios. Por ejemplo, si le toca a alguien chino quien tiene una pierna izquierda muy buena adelantada, tenemos que ver que podemos hacer en esa situación y se hace la estrategia sobre ello”, dijo.

El entrenador, quien estará con el equipo hasta los Olímpicos de Río, ya conoce la forma de combatir de cada uno de los cuatro taekwondoínes que estarán en los Olímpicos.


María Espinoza (+67 kilos)

“María es una fuera de serie porque tiene una gran capacidad de adaptación. Por ejemplo si le toca la china, que es muy alta, María se le mete por debajo y le hace un desplazamiento, le rompe la distancia o le saca el puño. Del tipo que se hace ahora donde ella no esta dotada con esa envergadura ni con esa movilidad por arriba, tiene otras características donde el puño y el giro le saca mucho provecho y luego es muy segura en lo que hace. La mayor defensa que tiene es el control de la distancia”.


Itzel Manjarrez (-49 kilos)

“Itzel tiene una gran envergadura, un manejo de la pierna adelantada, además ataca bien cerrada de brazos y ahí va generando recursos. En la defensa siempre esta cerrada de brazos y no se le cuelan por abajo los golpes que suelen terminar en punto, a parte ella acostumbra atacar con la pierna adelantada y va rompiendo el ritmo de combate, por lo que también a las rivales les cuesta llegar arriba”.


Carlos Navarro (-58 kilos)

“Es un taekwondoín con mucha variedad de recursos técnicos, es decir, gira muy rápido y muy potente, además esta muy adaptado al peto electrónico y consigue con bastante facilidad los puntos y aún si el peto está duro él hace lo posible para seguir sumando. En cuanto a su defensa está muy bien y va muy cerrado de brazos, por lo tanto se le cuelan muy poco los puntos”


Saúl Gutiérrez (-68 kilos)

“Su principal característica es la envergadura y la soltura arriba, lo cual lo hace muy peligroso, además es muy alto dentro de la categoría y es muy difícil de puntuarle en el peto, es decir, el rival no llega. Tiene muchos recursos por arriba como es el giro y la patada descendente. A Gutiérrez ya es muy probable que se pueda encontrar al belga, que es número dos del mundo, por lo que es claro que no se debe aproximar mucho y cómo tiene una distancia más grande hay que trabajarle con la pierna adelantada”.