Jerzy Hausleber, el hombre que amó México

El entrenador nació en Polonia pero eligió a México como su patria

Jerzy Hausleber
Jerzy Hausleber (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Hausleber siempre será recordado por su legado en la caminata mexicana. El polaco naturalizado mexicano llegó a este país previo a los Juegos Olímpicos de 1968, entrenó al José Pedraza, quien ganó la medalla de plata en los 20 kilómetros en esos juegos. En Montreal 1976 llevó a Daniel Bautista a colgarse el oro en esa misma prueba, en los Ángeles 1084 guió a Ernesto Canto a la medalla de oro y en Barcelona 1992, fue entrenador de Carlos Mercenario, quien ganó plata en los 50 kilómetros.

Su método para entrenar llevó hizo que los andarines mexicanos tuvieran mayor resistencia en las competencias.

En 2011 iba a recibir el Premio Nacional Deporte por trayectoria pero lo rechazó debido a que no percibiría el estimulo económico, pues era la segunda vez que lo recibía.

Hausleber se hizo acreedor al mote del "padre de la caminata" porque desde su llegada a México con motivo de los Juegos Olímpicos de México 68 comenzó a pulir y a diseñar un plan de trabajo para los marchistas mexicanos; tal fue su éxito que fue justo en México 68 cuando el sargento José Pedraza obtuvo la medalla olímpica en la distancia de los 20 kilómetros.

La última presea olímpica que trabajó Hausleber fue con el mexiquense Joel Sánchez quien en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 se adjudicó la presea de bronce también en la distancia de los 20 kilómetros.

El total de preseas que consiguió la marcha mexicana en manos de Jerzy Hausleber fueron nueve.

Trayectoria:

-Fue fundador de la escuela de caminata mexicana y dedicó más de 40 años a la enseñanza de esta disciplina en México.
-Como entrenador fue nombrado 'Padre de la Marcha'
-Ganó el Premio Nacional de Deportes (PND) en 1995 y 2011
-A los 14 años de edad, formó parte de las Fuerzas Armadas de Polonia durante la Segunda Guerra Mundial; en 1966 llegó a México a la edad de 36 años como parte de un convenio deportivo entre los gobiernos de México y Polonia, con el que se buscaron entrenadores que desarrollaran las habilidades de los deportistas nacionales rumbo a los Juegos Olímpicos de 1968. Debido a los resultados alcanzados, el convenio deportivo que lo trajo al país se extendió para los Juegos Olímpicos de Múnich 1972.
-Contribuyó en la conquista de nueve medallas olímpicas (3 oros, 4 platas y 2 bronces) y 118 preseas en competencias internacionales ganadas por marchistas mexicanos.
Guió los pasos de los medallistas olímpicos José Pedraza, Daniel Bautista, Ernesto Canto, Raúl González, Carlos Mercenario, Bernardo Segura, Joel Sánchez y Noé Hernández.
Podios olímpicos:
José Pedraza (plata) México 68
Daniel Bautista (oro) Montreal 76
Ernesto Canto (oro) Los Ángeles 84
Raúl González (oro y plata) Los Ángeles 84
Carlos Mercenario (plata) Barcelona 92
También forjó las carreras de Bernardo Segura (bronce) en Atlanta 96, a través de su pupilo Adrián Navarro, así como a Joel Sánchez (bronce) y Noé Hernández (plata) en Sydney 2000, también por conducto de sus alumnos, el fallecido Víctor Sánchez y Pedro Aroche, respectivamente.

Podios mundiales:

Enrique Vera (plata) Malmo 1976
Ernesto Canto (oro) Helsinki 1983
Miguel Ángel Rodríguez (bronce) Atenas 2007
Compartió sus enseñanzas con Miguel Ángel Sánchez, formador de Daniel García, quien ganó medalla de oro en Atenas 1997 y bronce en Sevilla 1999.
También contribuyó para que Edgar Hernández ganara bronce en Edmonton 2001 y Éder Sánchez bronce en Berlín 2009, éste último a través de su padre Víctor Sánchez.
Dirigió en cuatro ciclos olímpicos a Germán Sánchez, doble medallista mundial
-En 1993 recibió el Águila Azteca, más alta condecoración que entrega el Senado a los extranjeros distinguidos
-El auditorio de la Escuela Nacional de Entrenadores Deportivos (ENED) y la pista del Centro Nacional de Desarrollos de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) llevan actualmente su nombre.