El reto de comparar: El nuevo ‘Big Three’

Quizá nunca alcancen el nivel del original Big Three, integrado por Gary Player, Arnold Palmer y Jack Nicklaus, pero hay tres jóvenes golfistas que ya empiezan a ser llamados de esa manera, y por algo será


Jordan Spieth, Rory Mcilroy y Jason Day
Jordan Spieth, Rory Mcilroy y Jason Day (Especial )

Ciudad de México

RORY MCILROY

EL NIÑO PRODIGIO... AHORA SEDUCTOR Y POPULAR

Dice la leyenda que a los dos años, Rory ya podía pegar drives rectos de 40 yardas. También se dice que se tomó tan en serio este deporte desde pequeño, que dormía con su palo de golf.

Atentos al talento de su hijo, sus papás, Rosie y Gerry, hicieron lo que tenían que hacer para encontrar los recursos que financiaran la carrera profesional de su hijo. A los nueve años, fue campeón mundial de su categoría. De ahí a convertirse en el número uno, asociado a la decadencia de Tiger Woods.

Tiene un perfil público muy atractivo para anunciantes y medios: mantuvo un noviazgo de casi tres años con la tenista danesa Caroline Wozniacki, anunciando inclusive sus planes de boda. Pero en mayo de 2014 dio a conocer que su relación con ella había terminado. Aficionado al Manchester United y a la Fórmula Uno, disfruta de una enorme popularidad.

JORDAN SPIETH

EL NUEVO MESÍAS QUE ILUMINE LA VIDA SIN TIGER

Metódico y disciplinado, el mundo del golf no le conoce todavía ninguna debilidad a este joven texano, que ha llegado ya a lo más alto en este 2015.

Un muchacho apegado a su familia y a valores conservadores. Un joven que brilló en casi todos los deportes que practicó. Refleja una serenidad y frialdad que impresionan. Muchos lo han llamado "el nuevo mesías" de este deporte, en referencia a las sombras que ha dejado el declive en la carrera de Tiger.

Es el ganador más joven del US Open desde Bobby Jones en 1923. Es el ganador más joven de Master y US Open de siempre. Es el jugador más joven en ganar dos Majors desde Gene Sarazen en 1922. Es el sexto de la historia que gana el mismo año el Masters y el US Open, después de Tiger Woods, Jack Nicklaus, Arnold Palmer, Ben Hogan (dos veces) y Craig Wood. Viene lo mejor de él.

JASON DAY

LA ORFANDAD Y UNA ADOLESCENCIA PROBLEMÁTICA

La de este hombre es una historia emotiva y sublime: venció a la pobreza y a la adversidad para convertirse en una gran fi gura en un deporte de acomodados. Tuvo una infancia dura. A los 12 años, su padre murió da cáncer de estómago y esta orfandad descompuso su vida. Se convirtió en un adolescente problema, peleonero y alcohólico, según él mismo lo ha reconocido.

Su madre, una inmigrante filipina, se desvivía no solo para mantenerlo a él y a sus dos hermanas, sino para que Jason siguiera practicando el golf, en el que se había iniciado años antes dando muestras de gran talento, con un bastón que su padre rescató de un basurero. Al ingresar a la universidad, Colin Swatton lo descubrió y encaminó, siendo literalmente, más que un caddy, un tutor. Tiger Woods fue su inspiración definitiva al leer un libro sobre él.

Descarga aquí la versión impresa